Llueven las críticas a la Alcaldía y la AAA

Entre la sorpresa y la indignación. Así reaccionaron ciudadanos consultados por La Perla del Sur en la Plaza Las Delicias, tras conocer la orden de suspensión de servicio de agua a varias instalaciones del Gobierno Municipal de Ponce, por acarrear una deuda superior a los $9 millones.

“Yo llevo 15 años aquí en la Plaza y nunca había visto eso en el Municipio. Nos sorprendió muchísimo cuando dijeron que habían cortado el agua”, planteó Carmelo Ortiz, veterano billetero y residente de la urbanización Las Delicias.

“Pero el agua no es lo único que no pagan aquí. ¿A dónde van a parar los millones?”, preguntó.

Sin embargo, a juicio de José Castillo, la extrema morosidad del Gobierno Municipal solo es posible gracias a la complicidad de la propia AAA.

“Si nosotros debemos $100 o $200 de agua nos la cortan sin titubear, pero en el gobierno todos se tapan y se ayudan”, expresó Castillo. “Mucho tardaron en cortarle el agua”.

“Lo que pasa es que no pagan pensando en que se lo pueden dejar al que viene detrás. Y como saben que pueden estar años sin que Acueductos se lo corte, no hay problema”, insistió. “Si se va a ser estricto con la gente, se tiene que ser estricto con todo el mundo”.

Entretanto, Lucy Martínez, vecina de la barriada Baldorioty, expuso que este incidente es ilustrativo de los problemas de planificación en la Casa Alcaldía.

“Estas cosas pasan cuando se está sacando dinero de una cosa para pagar otra”, opinó. “Se tiene que planificar bien y el agua es una de las primeras cosas que deben pagar”.

“¿Cómo se le dice a la gente que no paga? Embrollones”, expresó entre risas María Díaz Cruz, residente del complejo Canas Housing. “Se dicen muchas cosas sobre por qué no se paga, pero no se puede confiar en el gobierno”, reiteró.

Otros ciudadanos consultados, como Heriberto Rodríguez Rodríguez, fueron más lejos al cuestionar dónde están las prioridades de quienes dirigen el ayuntamiento ponceño.

“Cuando le cortaron el agua, apareció casi un millón de pesos para abonarle a la deuda de la noche a la mañana. Y esos chavos, ¿de dónde los sacaron? Si tenían ese dinero, ¿por qué no lo pagaron antes?”, cuestionó.

“No pagan el agua, pero para los contratitos hay chavos. Para el baloncesto siempre hay. Eso nunca se queda sin pagar”, puntualizó.

Por su parte, Roberto García no pudo esconder su asombro tras conocer la respuesta oficial del ayuntamiento, donde se alega que el corte de servicio fue motivado por razones políticas.

“Deben ocho millones y pico de agua. ¿Cómo pueden decir que se la cortaron por razones políticas? ¡Por Dios! ¿Cuánto tiempo esperaban estar si pagar? En todo caso, le tiraron un ‘toallazo’ todo este tiempo”, argumentó.

“Para deber tanto, tuvieron que estar sin pagar por años. Eso no se acumula en dos o tres meses. No importa si eres rojo o azul, tienes que pagar el agua”, expresó.