Engavetan rehabilitación de viviendas

Se presentó a Ponce y el país como un “gran logro” de la alcaldesa María Meléndez Altieri, pero la realidad es otra.

El acuerdo recientemente alcanzado entre la administración municipal de la ciudad y el Departamento de la Vivienda (DV) tendrá el efecto neto de reducir sustancialmente el número de viviendas que serán renovadas en el centro urbano ponceño, como parte de la sentencia del plan Ponce en Marcha.

En específico, el acuerdo “libera” al ayuntamiento de su responsabilidad de rehabilitar el 50 por ciento de las 400 viviendas contempladas bajo el programa Tu Ciudad Renace, para las cuales recibió una asignación de $5.4 millones del DV en abril del 2012.

El pasado mes de abril, tanto el secretario de la Vivienda Alberto Lastra Power, como el subsecretario de la agencia, José Luis Galarza García, cuestionaron públicamente la forma en que la administración municipal ha manejado gran parte de los fondos públicos asignados para esta tarea, toda vez que solamente rehabilitaron 42 de las 400 viviendas acordadas.

En respuesta a esto -y tras aflorar incongruencias en las certificaciones de fondos presentados por el Municipio al DV durante el pasado año- la administración de Meléndez Altieri asegura ahora contar con un remanente $3.9 millones, los cuales utilizara para llevar a 200 el número de viviendas que rehabilitará.

“Ellos (Municipio) alegan que tienen esa cantidad de dinero disponible de inmediato”, sostuvo Galarza García. “No le hemos puesto un número al Municipio. Hemos dicho que utilice el balance que certificaron de la cuenta y que rehabiliten las viviendas que tengan que rehabilitar con esa cantidad de dinero”.

“No estamos diciendo con eso que certificamos que lo están haciendo bien. Se van a exponer a las auditorías que eso conlleva”, aclaró.

El Subsecretario de Vivienda indicó además que procurará establecer un límite de tiempo de 18 meses para que el Municipio cumpla con las obras bajo el nuevo acuerdo.

“Si a mí como Subsecretario del Departamento de la Vivienda me encomiendan tener un proyecto de rehabilitación en un espacio territorial delimitado y tuviera $3.9 millones para hacerlo, créame que ese proyecto en seis meses está completo. Pero esos somos nosotros en el Departamento de la Vivienda”, sostuvo.

Desarticulan Ponce en Marcha

Por otro lado, el acuerdo logrado entre las partes también exime al DV de realizar cuantiosas inversiones adicionales para rehabilitar casas en el casco urbano.

De hecho, Galarza García reconoció que su agencia se limitará a rehabilitar apenas 50 de las 600 unidades restantes bajo el programa.

De cumplirse así, al final de todo se impactarían 250 de las 1,000 unidades que debieron ser rehabilitadas -sin requisito de repago- bajo la sentencia del plan Ponce en Marcha, la cual fue emitida por el Tribunal Supremo en diciembre del año 2000.

“No hay dinero (en el Departamento de la Vivienda). Amparándonos en esa realidad es que estamos llegando a estos acuerdos”, justificó. “El asunto es que no se pueden impactar. No hay el dinero para poder impactar esa cantidad de unidades de vivienda”, sostuvo.

“No oculto que mi interés prioritario -y el del Departamento de la Vivienda- es cerrar el caso Ponce en Marcha para el Departamento”, añadió.

Siguen dudas sobre manejo de fondos

A pesar de que el acuerdo se oficializará con el Gobierno Municipal en los próximos días, Galarza García reiteró que aún existen dudas sobre el manejo y uso que dio el ayuntamiento a fondos asignados desde el 2012 al programa Tu Ciudad Renace.

“Yo no estoy satisfecho con la información que estamos teniendo. La información que nosotros teníamos y las certificaciones parciales que se nos habían presentado tenían muchísimas inconsistencias”, planteó.

“Esto no es un asunto que el Departamento da por concluido, pero no es de nuestra competencia auditar”, continuó. “Quien tiene el ‘standing’ para hacerlo es el Departamento de Justicia, como tenedor de esa línea de crédito o, en su defecto, el Banco Gubernamental de Fomento”, continuó.

“Todo proceso gubernamental donde hay erogación de fondos públicos tiene y debe ser auditado y este con más razón todavía. Por muchísimas razones, claro que hay que auditarlo”, reconoció.