En el sur: Se acelera el contagio de Covid-19 tras las elecciones generales

El Departamento de Salud ha confirmado la aparición de 634 nuevos casos de coronavirus en la Región de Ponce desde las elecciones del pasado 3 de noviembre, un alza de 28.1 por ciento.

Foto Archivo

El hallazgo ha disparado las alarmas: durante las pasadas dos semanas se han reportado más casos de Covid-19 en la zona sur que durante los primeros cuatro meses y medio de la pandemia.

Según cifras oficiales del Departamento de Salud, la agencia ha confirmado la aparición de 634 nuevos casos de coronavirus en la Región de Ponce desde las elecciones del pasado 3 de noviembre, un alza de 28.1 por ciento, tras lo cual ese período se ha convertido en el de mayor propagación del virus desde que comenzó la emergencia el pasado 16 mes de marzo.

“Los casos están subiendo mucho”, advirtió la epidemióloga y catedrática del Recinto de Ciencias Médicas, Cruz María Nazario Delgado. “Esto podría salirse de control”.

Solo en la ciudad de Ponce, se registraron en esos 14 días 106 nuevos casos -un incremento de 16.2 por ciento-, elevando el total acumulado de contagios a 758.

Sin embargo, los aumentos porcentuales más altos se observan en los municipios de Villalba (+105 casos o 68.6 por ciento), Peñuelas (+39 casos o 58.2 por ciento), Jayuya (+36 casos o 50 por ciento) y Guayama (+62 casos o 45.2 por ciento).

Otros municipios como Santa Isabel (+26 casos o 37.6 por ciento), Yauco (+63 casos o 31.3 por ciento), Juana Díaz (+66 casos o 31.1 por ciento), Salinas (+39 casos o 29.1 por ciento) y Coamo (+43 casos o 28.1 por ciento) también han mostrado un aumento vertiginoso en diagnósticos desde el día de las elecciones.

“El problema no fue necesariamente las filas o en las urnas, si no que las personas se reunían cuando salían y todos vimos las celebraciones. Se convirtieron en actividades de súper-propagación”, dijo Nazario Delgado.

Solo los municipios de Guayanilla, Guánica y Patillas mostraron incrementos menores al 10 por ciento en el registro de casos, según el Departamento de Salud.

Aun así, el aumento escalonado ha sido consistente durante los pasados tres meses.

Desde el inicio del proceso de primarias en la isla el pasado 9 de agosto, el número de casos de Covid-19 en la Región de Ponce se ha disparado de 754 a 2,886, un alza de 282 por ciento.

No solo en el sur

Sin embargo, el incremento vertiginoso no se limita al sur. Al cierre de esta edición, el Departamento de Salud reportaba la acumulación de 42,790 casos confirmados de Covid-19 en el país y 951 muertes atribuibles al virus.

De esas cifras, 6,983 contagios y 101 muertes por Covid-19 corresponden al período posterior al día de las elecciones.

De este último grupo, 1,720 casos se detectaron en la zona metropolitana y otros 1,499 en los municipios que comprenden la Región de Bayamón.

Ojo en la zona Metro

A la luz de estos datos, Nazario Delgado puntualizó que ya es hora de exhortar a la ciudadanía a posponer sus viajes a la zona metropolitana.

La epidemióloga hizo la advertencia, ante la proximidad del periodo de ventas navideñas durante el cual miles de personas suelen viajar a comercios de la capital para hacer sus compras.

“Todos tenemos la responsabilidad de reducir nuestra exposición para así minimizar el riesgo. Eso nos toca a todos. Y si tú ves que en un lugar hay muchos más casos que en otros lugares, el sentido común nos dice que debemos evitar esos lugares”, sostuvo.

“Ahora mismo, las estadísticas del Departamento de Salud tienen a la zona metropolitana en los niveles más altos de contagio. Todo está en rojo. Y hay otros municipios como Ponce y Mayagüez que tienen bastantes casos. Hay que estar concientes de eso”, continuó.

“La percepción de peligro se ha perdido”

Al ser cuestionada sobre los factores que han acelerado el alza en casos, además de las caravanas y los cierres de campaña electoral, la epidemióloga reconoció que se ha perdido de perspectiva la seriedad de la emergencia, tanto a nivel gubernamental como comunitario.

“Ya la gente está paseando en los centros comerciales, están saliendo a comer en familia. Se reúnen en grupos a darse la cervecita y se aglomeran en las góndolas, como si nada”, dijo.

“La gente tiene la percepción de que esto ya está terminando y que ya no hay problema. Pero eso también es lo que están viendo del gobierno. Ya ni se habla del virus y todo el mundo viola la orden ejecutiva, como si nada”, continuó.

“Al principio, que teníamos muchos menos casos que ahora, había ese miedo porque era algo nuevo, pero ahora que los números están llegando a niveles alarmantes, a nadie le preocupa”, añadió.

Asimismo, Nazario Delgado notó la reducción en conferencias de prensa y mensajes de la gobernadora Wanda Vázquez Garced sobre la epidemia, desde que perdió las primarias en agosto pasado.

“La gobernadora ha tirado la toalla”, declaró. “Esta última orden ejecutiva lo que hizo fue reducir un poco la capacidad en los comercios, pero los negocios ya casi ni le hacen caso a eso”.

“El gobierno ha dado y sigue dando muy mal ejemplo. El Secretario de Salud regaña a la gente y llora por las esquinas, porque somos unos irresponsables, pero según lo que se comenta él no se contagió en el trabajo. Significa que él también estaba compartiendo en alguna actividad en la que no debió haber estado”, abundó.

“Como dice el refrán, solo un loco piensa que si sigue haciendo lo mismo, tendrá resultados diferentes”, agregó. “Se ha estado haciendo lo mismo, las mismas reglas, pero no hay quien vigile que se cumplan esas reglas. Lo hemos denunciado por mucho tiempo y no se ha hecho nada. Lamentablemente, ahora vamos a ver el efecto”.

Por último, Nazario Delgado se mostró preocupada por el falso sentido de seguridad que pudieran crear avisos recientes sobre dos vacunas que han mostrado potencial de efectividad.

“Mucha gente piensa que la vacuna está a la vuelta de la esquina y que va a ser como una varita mágica, que de la noche a la mañana se va a solucionar todo. Pero eso podría tardar meses y sería muy tarde para los que se enfermen ahora y en las próximas semanas”, sentenció.