El sistema del cuidado de salud debe evolucionar para atender los pacientes con condiciones crónicas

MCS reúne a la clase médica de la isla para discutir temas cruciales de salud pública en torno al
COVID-19

foto: Suministrada

San Juan Antes del COVID-19, los servicios de salud en Puerto Rico, como en la mayoría de los países, estaban enfocados en el cuidado individual. Sin embargo, posterior a la pandemia, la industria está comenzando a abordar la salud pública en un contexto de brote, prestando especial atención a los pacientes con condiciones crónicas, debido a su fragilidad y vulnerabilidad en situaciones de emergencia como esta. Para discutir este asunto con mayor detalle, y en el marco de la realidad del COVID-19, la compañía líder en el cuidado de la salud MCS reúne a reconocidos expertos en salud de Puerto Rico en el simposio educativo, bajo su programa MCS Conexión de Salud: “Retos y desafíos en el manejo de condiciones crónicas durante una emergencia”.

“Nuestro rol en esta emergencia como pieza clave en la comunidad del cuidado de la salud se vuelve aún más crucial cuando sabemos que los que corren el mayor riesgo constituyen la población de personas mayores. Además de tener más de 65 años, alrededor del 80% de nuestros afiliados padecen de condiciones crónicas que los hacen más vulnerables al COVID-19. Desde que comenzó la pandemia, el panorama del cuidado de la salud en Puerto Rico ha estado cambiando rápidamente, y eso ha requerido un cambio súbito en la manera en que abordamos la salud pública y los pacientes con enfermedades crónicas”, explicó la Dra. Inés Hernández, Principal Oficial Médica de MCS.

Según la Dra. Hernández, un factor común en las epidemias es el número elevado de pacientes que llegan a los hospitales al mismo tiempo. “Esto puede tener un impacto negativo, incluso, en los sistemas de salud bien desarrollados, que no están acostumbrados a lidiar con esta cantidad de pacientes todos los días. Y si a esto le sumamos las impresionantes estadísticas sobre pacientes crónicos vulnerables en Puerto Rico, el panorama se vuelve más preocupante. Adaptarse a esta situación a un paso tan acelerado, no es fácil”, advirtió. Para poner las cosas en perspectiva, la Dra. Hernández destacó que los mayores de 65 años, así como los que padecen enfermedades como diabetes, asma e hipertensión, entre otros, son los más vulnerables al COVID-19. “En Puerto Rico, alrededor del 35.4% de la población de personas mayores padece de diabetes y el 15.2%, de asma. Según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la hipertensión tiene una tasa de prevalencia del 73%”, explicó la Dra. Hernández.

Dada la propagación del coronavirus en Puerto Rico, estos datos representan un desafío mayor para el sistema de salud de la isla y resaltan el riesgo para la salud de las personas mayores en la isla. Sin embargo, desde el principio, MCS y la comunidad del cuidado de la salud han sido proactivos en su respuesta a la emergencia, y han desarrollado alternativas de telemedicina para ayudar a descongestionar las salas de emergencia y evitar que las personas salgan de sus hogares, además de campañas de educación para brindar información pertinente a la crisis de salud y otras alternativas destinadas a aliviar la carga de los profesionales del cuidado de la salud y a reducir las posibilidades de contagio a medida que avanza la situación.

“La comunidad del cuidado de la salud debe continuar trabajando como un equipo. Somos conscientes de que aquellos que trabajan en hospitales, laboratorios, farmacias y oficinas médicas están en la primera línea de respuesta a la emergencia, y continuaremos trabajando incansablemente, junto con los profesionales médicos de la isla, para asegurar la efectividad en la prestación de los servicios necesarios en medio de la situación y lidiar con el COVID-19 y otras emergencias. A pesar de las circunstancias, las personas pueden estar tranquilas, sabiendo que todos nuestros esfuerzos están dirigidos a asegurarnos de que sean atendidos con diligencia y que estén recibiendo todos los servicios de salud que necesitan durante esta situación”, dijo Roberto Torres, Principal Oficial de Operaciones de MCS.

Durante el simposio, “Retos y desafíos en el manejo de condiciones crónicas durante una emergencia”, serán discutidos con mayor detalle por figuras de renombre de la comunidad de la salud: Dra. Inés Hernández; Dr. Humberto Guiot, infectólogo; Ixel Rivera, Vicepresidenta Ejecutiva de Operaciones Clínicas de MCS; Coralis Alsina, nutricionista licenciada; Dr. Luis C. Torruellas, neumólogo; Dr. William Vega, nefrólogo; Dr. Raúl López, siquiatra; Dr. Denis Ruiz, cardiólogo; Dra. Paola Mansilla, endocrinóloga, entre otros.

El simposio de MCS Conexión de Salud para proveedores se llevará a cabo el 14, 21 y 28 de agosto de manera virtual a través de la herramienta Webex. Es necesario registrarse. El simposio ha sido aprobado por la División Central de Educación Continua y Estudios Profesionales para 6 créditos de educación continua. Los proveedores de servicios de salud interesados en participar en actividades futuras pueden registrarse a través del correo electrónico del programa Conexión de Salud,  mcscds@medicalcardsystem.com para dejar su información de contacto.