El Pentágono retirará 11,900 tropas de Alemania y dejará 5,600 en Europa

Sobre los tiempos, ofreció un horizonte amplio al apuntar que "algunos de estos movimientos podrían producirse en semanas" mientras que "otros tomarían más tiempo".

foto: EFE

Washington – El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, informó hoy que retirará 11,900 militares de Alemania, de los cuales 5,600 se reubicarán en otros países de la OTAN, principalmente Bélgica e Italia, y otros 6,400 regresarán al país, dentro del plan del presidente estadounidense, Donald Trump.

“El actual plan del Comando de Europa reubicará aproximadamente 11,900 efectivos militares de Alemania -de unos 34,500 existentes- de manera que se fortalecerá la OTAN y asegurará la disuasión de Rusia”, indicó Esper en una comparecencia ante los periodistas en el Pentágono.

De estos 11,900, casi 5,600 serán trasladados a otros países de la OTAN, y cerca de 6,400 retornarán a Estados Unidos, aunque muchos de estos o unidades similares llevarán a cabo despliegues rotativos de regreso en Europa.

Esper agregó que también se moverán varios de los centros de operaciones fuera de Alemania y compartirán ubicación con socios de la OTAN como Bélgica e Italia, lo que mejorará “la eficiencia operacional y disponibilidad”.

Sobre los tiempos, ofreció un horizonte amplio al apuntar que “algunos de estos movimientos podrían producirse en semanas” mientras que “otros tomarían más tiempo”.

Trump anunció a mediados de junio su intención de reducir el número de tropas estadounidenses en Alemania, en represalia por el insuficiente gasto en defensa de Berlín y por, a su juicio, aprovecharse de Estados Unidos en cuestiones comerciales.

Estados Unidos tiene desplegados actualmente unos 52,000 efectivos en las bases alemanas, de los cuales unos 34,500 son soldados en activo y el resto son empleados civiles del Departamento de Defensa.

Alemania es el país de Europa con más tropas estadounidenses, seguido de Italia, el Reino Unido y España. Esos militares llevan en territorio alemán desde el fin de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y, en tiempos de la Guerra Fría se consideraron como una fuerza de contención frente a la Unión Soviética.