El mito brillará de nuevo: revivirán al Ponce Intercontinental

Situada en la cumbre del sector El Vigía, la estructura será rehabilitada con una inyección de $20 millones de la empresa ponceña Misla Hospitality Group, y adaptada al nuevo siglo bajo la mentoría de la cadena hotelera Marriott International.

Gráfica Suministrada

Durante la década del 1960, la elite social, empresarial y política de Puerto Rico convirtió el lugar en su espacio predilecto para desconectar o celebrar.

Ahora, a 45 años de su clausura, el Hotel Ponce Intercontinental está a punto de iniciar una nueva etapa: otra oportunidad para reposicionarse como icono de las aspiraciones de toda una ciudad.

Situada en la cumbre del sector El Vigía, la estructura será rehabilitada con una inyección de $20 millones de la empresa ponceña Misla Hospitality Group, y adaptada al nuevo siglo bajo la mentoría de la cadena hotelera Marriott International.

En primicia a La Perla del Sur, el arquitecto y presidente de Misla Hospitality Group, Abel Misla Villalba, adelantó que su reconstrucción arrancará en el mes de noviembre y que, de no surgir imprevistos, la hospedería se reinaugurará en marzo de 2022, creando consigo 200 empleos directos y otros 200 durante la fase de construcción.

El inmueble hotelero, cuyo nombre será develado próximamente, será el primer proyecto que la cadena Marriott establecerá en el Caribe bajo la bandera Tribute Portfolio, su marca especializada en propiedades con legado histórico.

“Traer por primera vez su marca Tribute Portfolio, no a San Juan, sino a Ponce, demuestra que los atributos de ciudad están aquí y tenemos todos los elementos para ser competitivos”, dijo el empresario.

El antiguo Hotel Ponce Intercontinental abrió sus puertas el 1ro. de febrero de 1960 y operó de forma exitosa hasta el 1975. La estructura de perfil modernista fue diseñada por el arquitecto estadounidense William B. Tabler, el mismo ingenio creador de los hoteles Hilton en Nueva York y Washington, D.C., así como el Grand Hyatt del Cairo.

En el 1985, a una década de su cierre, el Intercontinental sirvió como alojamiento temporero para los damnificados de la avalancha en Mameyes. Cumplida esa misión, volvió a ser clausurado.

Más recientemente, en el año 2018, la estructura fue adquirida por Misla Hospitality Group.

Con casino, spa y 200 habitaciones

Cuando culmine su rehabilitación, la instalación ofrecerá 200 habitaciones y un casino de 15 mil pies cuadrados. Asimismo, salones para convenciones con capacidad máxima para mil personas, club nocturno, piscina, spa y tres restaurantes.

Uno de ellos ubicará en la azotea del hotel, con paredes en cristal y dos terrazas al aire libre para apreciar panoramas excepcionales de la ciudad y el Mar Caribe.

Todas las mejoras, aclaró Misla Villalba, respetarán las raíces históricas del Intercontinental y salvaguardarán su fachada histórica.

Como explicó, Tribute Portfolio tiene como objetivo adaptarse a la historia, legado y particularidades de las estructuras que escoge como sede, en vez de imponer un estilo predeterminado. De esta forma, la hospedería mantendrá su perfil y características.

“Las tendencias del turismo han ido cambiando y hoy el turista quiere visitar lugares propios del destino, donde pueden tener una experiencia cultural particular del entorno. Que sean experiencias auténticas y genuinas, y que sean edificaciones a tono con las características de la zona”, planteó.

“Esta es una marca que se usa para edificaciones que cargan un legado histórico, por eso el tema ‘tributo’. Responde al diseño original de la pieza”, añadió.

El diseño de la obra está a cargo de Looney & Associates, una firma especializada con sede en Hawaii, y sus interiores han sido delegados al arquitecto Jackson Butler.

“El diseño que tenemos es una joya, es magistral”, agregó Misla Villalba. “La idea es mantener la esencia original del Intercontinental, con el toque de las tendencias actuales y modernas, y de la mano de las expectativas del mercado contemporáneo”.

El anuncio oficial sobre el rescate del hotel se realizará este martes, 28 de julio, durante un evento a efectuarse en la sede de la Compañía de Turismo de Puerto Rico. Allí además le concederán créditos contributivos bajo la Ley 74, que suman $5.2 millones.

“Es mi proyecto más importante”

Este proyecto, reconoció el arquitecto ponceño, es la culminación de años de planificación y esfuerzo.

“Llevo siete años tratando de hacer esto y para mí es mi proyecto más importante, porque es el más difícil. Tienes asuntos de permisología, de mercado, de marca, de capital, de financiamiento, de arquitectura y de comunidad”, explicó.

“Son muchos factores y nosotros tratamos por varias rutas. Unas salieron y otras no, hasta llegar a la ecuación que logramos ahora, que es la mejor ecuación posible, en la que hemos podido reinventar el proyecto. Gracias a Díos, ya aterrizamos y vamos a poder comenzar la construcción del proyecto”.

Desde su inicio, Misla Hospitality Group ha incursionado en el rescate de hospederías y estructuras históricas, como el Hotel Meliá y el antiguo Fox Delicias -hoy The Fox Hotel– en Ponce, al igual que el Castillo de Mario Mercado en Guayanilla.

“El Intercontinental, definitivamente, es la joya de la corona”, puntualizó Misla Villalba.

“Esta es la obra magna de esa época, de una generación muy exitosa que hizo una expresión edificada que describía la actitud con la que miraban el futuro”, abundó.

Misla Hospitality Group, además, será el operador del Hotel Aloft, proyecto del desarrollador y empresario ponceño Joel Rodríguez Rivera: otra hospedería que también estará bajo la bandera de Marriott International.

“Marriot quiere crecer en Ponce y ayudarnos a desarrollar el destino turístico que nosotros queremos, y lo que estás viendo es el principio de eso. Ya hay una relación consolidada. Por eso ves que viene uno detrás del otro”, anotó Misla Villalba.

“Los momentos de crisis son también de oportunidad”

No obstante, ambos proyectos contrastan con la aguda recesión económica por la que atraviesa el país, al igual que con las secuelas de los sismos en el sur y una pandemia que ha paralizado a la industria turística mundial.

Aun así, Misla Villalba insiste que estos proyectos son una apuesta a la recuperación y al futuro de la ciudad.

“Los momentos de crisis son también momentos de oportunidad. Todos hemos crecido viendo el Intercontinental en la montaña, como un monumento a lo fue la ciudad, pero también un símbolo a lo que podemos aspirar. Es un recordatorio de lo que podemos hacer, porque ya lo hicimos una vez”, sentenció.

“Después de todos los retos que ha experimentado la ciudad, los temblores, los huracanes y la pandemia, hablar del rescate de este icono tan importante en nuestro legado histórico, tiene un significado y simbolismo de optimismo, de que podemos rescatar ese valor histórico que tan importante es para esta ciudad”, continuó.

“Hay muchas enseñanzas para esta generación, que se pueden extraer de la arquitectura de las historias de esos tiempos. Yo creo que en estos momentos, en esta coyuntura histórica, necesitamos un poco de eso, de ese optimismo y esa actitud competitiva”, añadió.

Solo el principio

El proyecto de mejoras que comenzará en noviembre, empero, es solo la primera fase de un proyecto más ambicioso para reposicionar a El Vigía como polo turístico de Ponce.

Según adelantó Misla Villalba, su empresa ya contempla una segunda fase que incluiría la construcción de 75 villas, con lo cual se elevaría la oferta del Intercontinental a 275 habitaciones.

“El Intercontinental obliga a una nueva planificación de lo que es el polo turístico y comunitario de El Vigía. Ahí está el Jardín Japonés, la Cruceta de El Vigía y el Castillo Serrallés y ahora eso se complementa con un resort full service, y eso va a consolidar ese sector de una manera extraordinaria”, sostuvo.

Sin embargo, para lograrlo, Misla Villalba destacó la importancia de maximizar al Aeropuerto Mercedita como motor turístico de la zona.

“Nosotros estamos haciendo nuestra parte. Hemos logrado los acuerdos y estamos echando para al frente los hoteles. Los estamos construyendo. Ahora necesitamos el apoyo gubernamental para el desarrollo pleno del Aeropuerto Mercedita”

“La empresa privada ha dado un paso al frente, ha asumido el riesgo de nuestros tiempos y está haciendo las inversiones correspondientes. Lo que necesitamos ahora es el apoyo pleno para el desarrollo del Aeropuerto Mercedita, para poder tener un portal aéreo en máxima funcionalidad y así impulsar el desarrollo pleno de la ciudad y la región sur. Ese es el catalítico más importante y va de la mano con todos estos esfuerzos”, puntualizó.