El Candil: de librería a peña de cultura, consciencia y amigos

Luz Nereida Pérez y Tamara Yantin, gestoras de El Candil.

Foto: La Perla del Sur

Hace cinco años abrió sus puertas en un pequeño local del centro comercial Plaza Vilariño en Ponce la librería El Candil, conviertiéndose pronta y sigilosamente en el más activo centro cultural del sur de Puerto Rico.

Una de sus dueñas, Tamara Yantín Ayala, explicó que aunque su preparación académica es en Ciencias Sociales, Justicia Criminal y Administración Pública, siempre quizo tener una librería, por lo que invitó a la profesora Luz Nereida Pérez -quien para la fecha comenzaba un retiro parcial- a que fuera su socia en esta aventura.

Agregó que había trabajado durante 20 años con la editorial Mariana Editores del abogado Rafael Emmanuelli Jiménez y había ayudado al también abogado Pedro Malavet Vega en la publicación de varios de sus libros.

Colaborando con Malavet Vega, conoció al reconocido baladista Danny Rivera, con quien desarrolló una estrecha amistad y él, al saber del proyecto, le sugirió bautizarlo con el nombre de El Candil, una primitiva lámpara de aceite utilizada antiguamente para iluminar en la oscuridad.

La acogida fue tal que para su segundo aniversario -el 31 de enero de 2016- “ya no cabíamos” en el pequeño local de la calle Unión, por lo que se mudaron a otro al cruzar la calle, que es cuatro veces más grande que el original.

“De 200 títulos, ya vamos por 14 mil”, confesó emocionada Tamara, al recordar que comenzaron el proyecto con los fondos propios de ella y su socia, mientras que su esposo, el cuatrista Ángel “Wiso” Pérez Rodríguez, fabricó los muebles del local.

Explicó que desde el inicio, ella y Luz Nereida ansiaban que el espacio fuera una librería con mucho más que espacio para lectura. “El café, el sandwichito, etcétera”, agregó. “Hacemos presentaciones de libros, presentaciones musicales y de otros temas, como energía renovable y terapias para niños autistas. No nos limitamos a vender un libro”.

De hecho, al inaugurar el local original, Danny Rivera hizo una presentación musical allí, y el cantante Andy Montañez hizo la primera de numerosas apariciones en El Candi, donde ya suele presentar sus discos.

“Desde los inicios mi idea era hacer presentaciones de libros”, expresó Tamara. “Eso evolucionó a música y otras cosas. Yo a casi todo le digo que sí”, añadió al referirse a exposiciones de pinturas, charlas y tertulias de grupos especializados, y las bohemias que realizan todos los últimos viernes de mes.

“Mantiene ese calendario muy activo, con mucho amor y mucha dedicación”, añadió Luz Nereida, quien desde el inicio se encarga de la selección de libros y discos, mientras que Tamara atiende el vigoroso calendario de actividades.

Así las cosas, ahora El Candil acomoda a 130 personas sentadas, pero han superado los 200 asistentes en presentaciones como las de Danny Rivera.

Y ahora, para atemperarse a las tendencias, la librería completó el siguiente paso en su evolución, al ofrecer sus libros mediante un portal cibernético propio, el cual se actualiza diariamente.

Este paso, empero, en nada ha afectado el ADN ni los objetivos de las empresarias Tamara y Luz Nereida, a juicio de uno de los más frecuentes clientes de la librería, el profesor y comunicador social Gary Gutiérrez Renta.

Según destacó, para él y muchos asiduos El Candil es como “el ateneo ponceño. Es el espacio para pensar”.

“El Candil no vende libros. Vende espacio de crecimiento. Es donde se idolatra el conocimiento. Es el útero más allá del Estado”, agregó.

Por eso, continuó, el local atrae a simpatizantes de todas las vertientes, por lo que un día puede desarrollarse allí una charla de grupos religosos, al otro día de los promoventes del derecho al aborto y al siguiente una de un grupo comunista.

“Es un espacio valioso producto de la sabiduría de Tamara, quien valorizó y empoderó al pueblo”, afirmó Gary sobre la empresaria que temprano en su vida perdió a su madre, una educadora de profesión y vocación.

“Pedro (Malavet Vega) dice que es el pulmón de Ponce. Que es un centro cultural por derecho propio”. Por eso, insistió, la librería fomenta la lectura, la poesía, la música, el cine y conversatorios que el partidismo político le robó a Ponce, mucho tiempo atrás.

“La falta de ego es lo que lo hace exitoso”, remató.

A tono con su quinto aniversario, la librería El Candil realizará actividades especiales en su local durante este jueves, 31 de enero, por lo que invita a todos a participar y celebrar junto a Tamara y Luz Nereida la gesta de esta creciente empresa, netamente puertorriqueña.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.