Alcaldesa “coge pon” con los fondos federales de recuperación

“Ha sido dramático el avance que ha registrado nuestra ciudad en la fase de recuperación”, insistió María Meléndez Altieri, en medio de aplausos de su equipo de trabajo y empleados de confianza.

Foto: Oficina Prensa Ponce

Del desastre a la política.

Tras una pausa que se extedió por tres años, la alcaldesa María Meléndez Altieri regresó el pasado viernes al podio de la Legislatura Municipal de Ponce para presentar ante un selecto grupo de invitados su “Mensaje de Logros” y proyectar su versión de la realidad en el Gobierno Municipal.

A pesar de la abultada deuda municipal, el aumento vertiginoso del déficit operacional, las incesantes denuncias de abandono de comunidades y los cientos de empleados municipales que llevan cinco años en recorte de jornada y salario, Meléndez Altieri alardeó de su “gran obra social, fiscal y administrativa”.

En respuesta, la audiencia preseleccionada e integrada por aliados políticos, empleados de confianza, policías municipales, simpatizantes y un puñado de invitados especiales, aplaudió a la ejecutiva municipal.

Entre ellos resaltó el exadministrador de la Ciudad, Eliezer Velázquez Quiles, quien renunció al cargo en octubre de 2016 tras ser señalado por uso indebido de fondos públicos y rendición de informes falsos, mientras dirigía la superintendencia del Capitolio. En mayo de 2017, las imputaciones se hicieron sal y agua, debido a la dilación de la Fiscalía para atender el caso.

Recuperación política

Como punta de lanza para su mensaje, Meléndez Altieri recurrió nuevamente a los 19 proyectos de rehabilitación de instalaciones municipales que presuntamente se originarán en el venidero año electoral y que podrían ser financiados con fondos federales de recuperación.

Desde hace semanas, la administración municipal realiza una intensa campaña en la que intenta posicionar a la alcaldesa como gestora de la reconstrucción de la ciudad y como detonante de la rehabilitación federal de instalaciones municipales, abandonadas por años.

Entre ellas resalta el Parque Julio Enrique Monagas, el Complejo Recreativo de La Guancha, el Centro Ceremonial Indígena de Tibes y el Teatro La Perla.

“Ella tiró al abandono las instalaciones municipales desde mucho antes del huracán María y todo el que vive en esta ciudad lo sabe. Pero ahora está tratando de sacarle ventaja política al desastre de María. Está más que claro”, reaccionó al cierre del evento el legislador municipal y presidente del Partido Popular Democrático (PPD) en Ponce, Luis Irrizarry Pabón.

Asimismo, Meléndez Altieri calificó como “logros” de su administración las gestiones de programas federales como Head Start y Early Head Start, al igual que inversiones del sector privado.

Realidad alterna de la reconstrucción

En su mensaje, la alcaldesa también presentó una versión contraria a la percepción pública del proceso de reconstrucción de Ponce, a dos años del embate del huracán María.

“Ha sido dramático el avance que ha registrado nuestra ciudad en la fase de recuperación”, insistió Meléndez Altieri, en medio de aplausos de su equipo de trabajo y empleados de confianza.

No obstante, durante una ostentosa conferencia de prensa efectuada el pasado mes en el Antiguo Casino de Ponce, la propia ejecutiva municipal reconoció que las obras anunciadas apenas están en la etapa inicial de diseño.

“La alcaldesa alude a que tuvo que contratar a Carlos Pesquera y a la exvicealcaldesa de Guaynabo (Aurializ Lozada Centeno) por su supuesta experiencia bregando con la recuperación de desastres. Sin embargo, aquí no se ha avanzado nada. Los 78 municipios están haciendo el mismo trabajo y no han tenido que contratar a estas personas. El Municipio tiene los empleados para hacer esto”, planteó Irizarry Pabón.

“Esto es una excusa. Aprovechan el desastre para darle $1.4 millones en contratos a los amigos del alma. Dos años después del huracán, aún están hablando de diseños y lo tratan de vender como un logro”, añadió.

Durante su alocución, la alcaldesa tampoco mencionó a las 1,300 familias ponceñas que a dos años del huracán aún pernoctan bajo toldos azules, a la espera de cualquier ayuda federal, local o municipal.

En campaña

Previamente, al hacer su entrada al salón Leopoldo Bonilla de la Legislatura Municipal, el público observó un vídeo sobre la gestión de la administración municipal tras el paso del huracán María.

El en mismo se resaltó insistentemente la figura de Meléndez Altieri, como protagonista de los esfuerzos de respuesta.

“La alcaldesa lo que hizo fue usar fondos públicos para empezar su campaña política y tratar de levantar su mala imagen”, agregó Irizarry Pabón.

“Hemos cumplido a cabalidad con la misión que nos trazamos de continuar adelantando una agenda de progreso social para todos, a pesar de la adversidad y la obstrucción de los que dicen defender a nuestra Ciudad Señorial, pero que sus agendas e intereses revelan sus claras intensiones”, dijo Meléndez Altieri en referencia a las continuas críticas a su gestión.

Sin restituirse la jornada

Simultáneamente, la alcaldesa ignoró una protesta que se realizaba en la Plaza Pública, a metros del salón, donde un grupo de empleados municipales reclamaba la restitución de su jornada laboral. Y aunque se rumoraba que Meléndez Altieri finalmente anunciaría el fin a los recortes, la noticia no se concretó.

En su lugar, reclamó que le ha devuelto la jornada completa al 82 por ciento de la nómina, aunque no se presentó evidencia que lo sustentara.

“Ha sido precisamente la reducción de jornada impuesta por esta alcaldesa lo que llevó a la infraestructura municipal al deterioro. La alcaldesa ha sido la causa principal de los problemas que hoy nos afectan, pero no solo quiere desvincularse de la culpa, ahora quiere presentarse como la solución”, sentenció Irizarry Pabón. “Pero ya no tiene credibilidad”.