DS ordena cierre de colegio que estaba dando clases presenciales

Tras el aviso de la orden de cierre, el director del colegio alegadamente impidió la entrada del personal de Salud a las instalaciones, lo que constituye obstrucción a la justicia.

Foto Cybernews

San Juan – El director de la Oficina de Investigaciones del Departamento de Salud, Jesús Hernández, ordenó el cierre de varios establecimientos por supuesta  violación a la orden ejecutiva 2020-062 que establece medidas para evitar la propagación del COVID-19 en Puerto Rico.

“Recibimos confidencias de que el colegio Clagill, en Bayamón, estaba impartiendo clases presenciales a parte de su matrícula. A pesar de que orientamos al director, previamente, y lo instruimos de que estaba incumpliendo con la orden ejecutiva, este hizo caso omiso, por lo que procedimos a ordenar el cierre del lugar. La orden ejecutiva establece que las clases presenciales no están permitidas y nosotros debemos hacer cumplir la ley”, explicó Hernández.

Clagill es un colegio de educación individualizada.

Hernández añadió que, tras el aviso de la orden de cierre, el director del colegio supuestamente impidió la entrada del personal de Salud a las instalaciones, lo que constituye obstrucción a la justicia.

El colegio Clagill tiene una matrícula de 130 estudiantes, de los cuales 28 estaban tomando clases presenciales. La matrícula de esta escuela es para niños que cursan de kínder a sexto grado.

Debido a las infracciones, la administración del colegio se expone a multas y su licencia podría ser revocada.

Por otro lado, también se intervino con los establecimientos Ozzy’s Tacos y El Nuevo Trampolín, en el área de San Juan, debido a que estaban vendiendo bebidas alcohólicas después de las 7:00 de la noche e incumpliendo con el distanciamiento físico.

Ambos negocios fueron cerrados y se exponen a multas.

“Continuaremos interviniendo en los establecimientos que incumplan con la orden ejecutiva. Como he dicho anteriormente, nuestra filosofía es, además de hacer cumplir la ley, salvar vidas. Necesitamos la cooperación de toda la ciudadanía para evitar la propagación del COVID-19. Para minimizar los contagios y las muertes, necesitamos cumplir con las reglas y ser responsables”, concluyó Hernández.