DRNA y los tortugueros listos para proteger anidaje

Para reportar incidentes sobre nidos, tortugas muertas o heridas en la playa, pueden llamar al Cuerpo de Vigilantes al 787-230-5550.

Foto: MyFWCmedia via Visual hunt

San Juan – El secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, Rafael Machargo Maldonado, informó el jueves que la agencia y los grupos tortugueros autorizados se han preparado para proteger el anidaje de tortugas marinas y su hábitat para la temporada de anidación 2021.

“Por segundo año consecutivo el DRNA y los grupos tortugueros autorizados, cuentan con el apoyo de la Asociación Nacional de Refugios de Vida Silvestre y el financiamiento de la Fundación Nacional de Pesca y Vida Silvestre; para mitigar las amenazas que afectan a las playas de anidaje de tortugas marinas en Puerto Rico. Las principales amenazas incluyen la contaminación lumínica, deforestación, depredación de animales exóticos, entre otras,” informó el Machargo Maldonado en declaraciones escritas.

Como parte de los preparativos para la temporada, el Programa de Especies Protegidas del DRNA ha trabajado en iniciativas tales como:

  • Vallas para evitar que las tortugas lleguen a la carretera
  • Cerrar acceso vehicular en las playas
  • Reparación de verja de exclusión de cerdos en Isla de Mona
  • Control de depredadores (mangosta)
  • Evaluación de restauración de dunas
  • Reforestación
  • Rotulación de playas índice (playas donde se realiza monitoreo sistemático y se utilizan para medir tendencias)
  • Cambio de luminaria a “turtle friendly”

Hasta la fecha se ha documentado más de una decena de nidos de carey, cuya temporada se extiende todo el año con un pico en los meses de julio a noviembre.

Igualmente, se han registrado nidos de tinglar en Guayama, Maunabo y Añasco.

El tinglar es la tortuga más grande del mundo y durante este tiempo migran de lugares distantes como de las aguas cercanas a Canadá, Europa y África; hacia nuestras costas caribeñas para anidar. Siendo su temporada pico los meses de abril a julio.

Por su parte, el biólogo Carlos Diez, coordinador del Programa de Especies Protegidas del DRNA, sostuvo que, aunque hasta el momento no hay reportes de nidos del peje blanco, “lamentablemente hay registradas dos muertes por enredo en hilo pescar”.

Por tal razón, el DRNA exhorta a la ciudadanía a colaborar con la protección y recuperación de estas especies, implementando las siguientes medidas:

  • Mantener las playas oscuras, la luz desorienta a las tortugas marinas
  • Respetar las áreas demarcadas como nidos
  • No hacer fogatas ni cabalgatas en la playa
  • No cortar la vegetación, ni destruir dunas, ni saquear arena
  • Llevarse la basura que genera en la playa
  • No usar vehículos de motor en la playa
  • Reportar cualquier nido o eclosión al DRNA o grupo tortuguero local
  • De encontrar a la tortuga o tortuguitas saliendo del nido, mantener una distancia prudente y notificar al DRNA o grupo tortuguero local
  • No vandalizar los trabajos de restauración y si observa un acto de vandalismo, reportarlo al DRNA o grupo tortuguero local
  • Cuando practiques la pesca, descarta el hilo de pescar de manera adecuada

“Es importante que los bañistas tengan en cuenta que las playas las compartimos con otras especies, por lo que debemos siempre dejarlas limpias y no dejar basura que tanto daño causan a las tortugas marinas,” concluyó el secretario.

Para reportar incidentes sobre nidos, tortugas muertas o heridas en la playa, pueden llamar al Cuerpo de Vigilantes al 787-230-5550.