Directora de WIC dice que cambios responden a requisitos federales

Foto: Dean Hochman via VisualHunt

HATO REY– La directora del Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres Embarazadas, Lactantes, Posparto, Infantes y Niños (WIC, por sus siglas en inglés), Dana Miró, aseguró el miércoles que solo busca que los comercios autorizados WIC cumplan con los requisitos impuestos por el gobierno federal porque de lo contrario los mismos podrían desaparecer.

“Es importante aclarar que las imposiciones a las que la Asociación se refiere son requisitos establecidos única y exclusivamente por el gobierno federal, dueño de los fondos que se nos asignan para el manejo de los beneficios médico-nutricionales que se les otorgan a los participantes de WIC-embarazadas, madres lactantes, posparto, infantes y niños.  El gobierno federal asigna los beneficios y nosotros en WIC somos los responsables de administrarlos y velar porque se cumpla con los requisitos que se exigen. El objetivo de este programa es la nutrición adecuada de los participantes y para ofrecer dichos servicios necesitamos comerciantes que interesen ser proveedores de estos alimentos”, sostuvo la directora en comunicado de prensa.

Las expresiones de Miró surgen en respuesta al alegato que hiciera la Asociación de Comerciantes WIC, durante una vista pública de la Comisión de Cooperativismo, Pequeñas y Medianas Empresas y Microempresas del Senado, en cuanto a que el Programa con sus imposiciones pone en riesgo su mercado.

Miró agregó que para ser proveedor de dichos servicios, los interesados deben ser autorizados por WIC con un debido proceso de selección, por lo que los comercios que quieran participar “tienen que ajustarse a las reglas del juego.  Puerto Rico tiene que asegurarle al Gobierno Federal el cumplimiento de las reglas establecidas y demostrar que puede administrar dichos fondos adecuadamente”.

A su vez, añadió que los 73 comercios desactivados durante el periodo de octubre de 2015 a agosto de 2016 no pueden atribuirle el cierre a decisiones arbitrarias de WIC. Mencionó que existen varias razones por las cuales se han desactivado comercios durante estos años,  entre estas; 19 bajas voluntarias, 2 multas por sobrecargos, 3 puntos por sanción, 4 comercios cerrados en horas en las que debían haber estado abiertos, 4 comercios que no aceptaban precios competitivos, 9 comercios que fueron vendidos a nuevos dueños, 26 comercios que no sometieron la encuesta de precios o ventas brutas y 6 comerciantes que no asistieron al adiestramiento mandatorio anual.

La también licenciada en nutrición insistió en que la mencionada controversia solo envuelve a los llamados comercios ‘Above 50’, aquellos que el 50 por ciento o más de sus ventas de alimentos depende de los participantes de WIC.