Detallan acuerdo preliminar del Congreso de $484 billones para ayudas a pequeños negocios

Se espera que el Senado vote hoy

Foto: Visualhunt

WASHINGTON, D.C. – El Congreso llegó a un acuerdo preliminar para aprobar un nuevo paquete de alivios con relación al coronavirus que asigna cerca de 484 mil millones de dólares para ayudar a pequeños negocios y a los servicios de salud, informó el martes, la comisionada residente, Jenniffer González Colón.

“Nuestros pequeños comercios han sido, indiscutiblemente, los más golpeados económicamente por la emergencia nacional por el COVID-19. Desde un comienzo buscamos darles un alivio a ellos y por mi parte, de que se incluyera a Puerto Rico en el mismo. El nuevo Programa de Protección de Nómina (PPP) mostró ser el recurso adecuado. A pesar de que se ideó como un programa de una sola asignación, todos en la capital federal coincidimos que se debía extender ya que los fondos se agotaron con muchas solicitudes pendientes”, explicó la comisionada residente en comunicación escrita.

“Este es la ayuda que más directa les llega a nuestros pequeños negocios y por ende mantiene la nómina de miles de empleados en Puerto Rico. Exhorto a que sometan su documentación a su banco o cooperativa de preferencia a tiempo, desde ya, una vez aprobados los fondos nuestra banca podrá tramitarlos”, añadió la comisionada residente.

La medida que lleva como título ‘‘Ley para la Mejora del Programa de Protección de Nómina y de la atención médica”, se espera que el Senado la vote hoy y la Cámara de Representantes el jueves.

Se prevé que la financiación incluida en el proyecto se distribuya de la siguiente forma: 322 mil millones de dólares en total para PPP; 62.1 mil millones de dólares para la Administración de Pequeños Negocios incluyendo los fondos para los préstamos EIDL; 75 billones de dólares para hospitales y 25 billones de dólares para las pruebas de detección del virus, entre otras asignaciones.

El PPP se gestiona en los bancos comerciales y brinda ayudas de hasta de 10 millones de dólares por negocio que son garantizados por el gobierno 100 por ciento a patronos que mantienen su nómina durante esta emergencia. En esta medida se asignaron 310 mil millones de dólares adicionales a los PPP.

Los préstamos por daños económicos por desastres (EIDL, por sus siglas en inglés) que se gestiona mediante SBA recibirán 50 mil millones de dólares para préstamos regulares de EIDL y 10 mil millones de dólares para subvenciones anticipadas del préstamo EIDL; la SBA recibirá 2.1 mil millones de dólares para gastos administrativos.

En este proyecto se aclara que las empresas agrícolas de hasta 500 empleados sí serían elegibles para los EIDL.

En el renglón de la salud recibirá 100 mil millones de dólares que se dividen en 75 mil millones de dólares para hospitales y otros 25 mil millones de dólares serán para asuntos relacionados con las pruebas como su confección y distribución.

De esta segunda partida, 11 mil millones de dólares se distribuirán a los estados, para desarrollar, comprar, administrar, procesar y analizar las pruebas COVID-19, ampliar la capacidad de laboratorio, rastrear contactos y respaldar las pruebas del patrono.

De estos, 2 mil millones de dólares se repartirán entre los estados de manera proporcional para asegurar que cada estado reciba fondos; 4.25 mil millones de dólares provistos a áreas basadas en el número relativo de casos COVID-19; 825 millones de dólares para centros de salud comunitarios y clínicas de salud rurales; el resto se destinará a entes gubernamentales como CDC, BARDA, NIH, FDA que están haciendo el trabajo de serología, investigación, desarrollo y despliegue de pruebas.

Estos fondos requieren un plan por parte de las jurisdicciones sobre cómo se utilizarán los recursos para probar y facilitar las políticas de mitigación de la comunidad COVID-19; a la vez que se requiere un plan estratégico relacionado con la prestación de asistencia a los Estados para realizar pruebas y aumentar la capacidad de hacerlas.