BSN: Se preparan los Leones para cazar y retener talentos

El apoderado Jerry Misla tiene entre sus prioridades la firma de los jugadores de Ponce que van a la agencia libre. La gerencia de los Leones se reunirá con Nelson Colón para conocer su disponibilidad para regresar al mando de los Leones la próxima temporada.

Foto archivo

PONCE- Los Leones de Ponce no pudieron alcanzar algunas de las metas propuestas para la temporada 2017 del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

Sin embargo, el premio como Apoderado del Año recibido por Jerry Misla muestra el trabajo realizado, tanto por él como por su familia, lo que ha permitido que los Leones se mantengan activos en el BSN.

“No lo vemos como un reconocimiento individual porque nosotros trabajamos como familia”, expresó Misla al hablar sobre el galardón conferido.

“Nunca somos uno solo, pero lo vemos como algo que valida el esfuerzo que se ha hecho, que la gente entiende que lo que estamos haciendo va por buen camino y es una razón que nos motiva a seguir”, añadió el recién seleccionado Apoderado del Año.

El premio, no obstante, llegó días después de la eliminación del quinteto ante Arecibo en los Cuartos de Finales, cuando aún no se habían recuperado de una polémica eliminación que les dejó un sabor agridulce, especialmente, porque más que premios individuales la familia Misla Villalba buscaba el éxito colectivo.

“El premio no deja de ser importante. Después de la tormenta viene la calma y, obviamente, nos hubiera encantado poder luchar ese séptimo juego en casa y aunque el reconocimiento llega y a uno le hubiese gustado estar en la semifinal, por lo menos valida que lo que se hizo hasta donde llegamos y nos pone a buscar nuevas metas para el año que viene”, señaló.

Pero Misla, como todo competidor, hubiera preferido el triunfo de su equipo a cualquier logro personal.

“Nos agrada que nos den el reconocimiento, pero claro que lo cambiaría (el premio) por haber tenido la oportunidad de jugar un séptimo juego en casa”, expresó.

El galardón llega en una temporada en la que se presentaron innumerables obstáculos, desde lesiones en jugadores claves hasta la complicada situación que impidió que el equipo recibiera el donativo municipal y, lo peor de todo, que a solo dos días del comienzo del torneo el municipio le exigiera pagar por el uso del Auditorio Juan “Pachín” Vicéns, lo que sin dudas afectó económicamente al quinteto e incluso los puso a pensar si sería viable participar en el torneo o por el contrario solicitar un receso.

“Bueno sí”, respondió Misla ante la pregunta de si pensaron recesar. “En un momento nos preguntamos, porque eso estaba pasando y era algo frustrante. Pero luego, con calma, pensamos en la razón principal por la que estamos aquí y fue cuando decidimos seguir pa’lante, aun sabiendo que iba a requerir tres o cuatro veces más esfuerzo y sacrificar un poquito más el tiempo familiar y el de los otros negocios”.

“No era lo que hubiésemos querido y seguramente nos pasó factura al final, pero el compromiso estaba y había que seguir. Siempre lo hicimos para que hubiera baloncesto en Ponce”, aseguró.

Ahora, días después de la eliminación de los Leones, los Misla Villalba hacen planes para la próxima temporada, una en la que ya tienen bajo contrato a Carlos Rivera, Ángel Daniel Vassallo y Andrés Torres.

Otros que le pertenecen a Ponce por “derecho de sorteo” son Víctor Liz, Derek Reese, Darius Morales, TJ Curry y Eliel González.

Como agentes libres restringidos figuran Carlos Emory y Gabriel Belardo, mientras que los agentes libres no restringidos son Wilfredo Pagán y Pirulo Colón, aunque no se visualiza problemas con la firma de “Pirulo”.

“En principio ya llegamos a un acuerdo con Belardo y en cuanto a Emory va a evaluar unas ofertas que tiene fuera de Puerto Rico pero, obviamente, nosotros tenemos toda la intención de que Emory se quede en Ponce”, dijo Misla mientras señalaba que los Leones irán en búsqueda de dos jugadores de impacto en la agencia libre.

“Va a ser la mejor camada de agentes libres de impacto que va tener la liga desde que existe el sorteo. Nuestra intención es mirar al menos un nombre, pudieran ser dos, en la agencia libre”, dijo el también ingeniero, sin mencionar los nombres ni las posiciones de los jugadores que pudieran interesarle.

Otro de los asuntos que trabajarán con premura es la firma del dirigente, ya que el contrato de Nelson Colón expiró al concluir la participación de los Leones.

“Su contrato multianual terminó este año, pero tenemos una gran relación y, obviamente, con Nelson nos sentaremos en su momento para conocer su disponibilidad y ver las cosas que nos gustaría que pasaran el año que viene. Pero va a depender mucho de los movimientos que se hagan para sentarnos hablar con el coaching staff”, expresó.