Después de los terremotos: ¡mucho cuidado con el fraude!

Foto suministrada

Los desastres a menudo unen a las comunidades, pero los estafadores, los ladrones de identidad y otros delincuentes pueden emplear estas desgracias para atacar a los sobrevivientes.

Los tipos más comunes de fraude después de un desastre incluyen inspectores de vivienda falsos, contratistas de construcción fraudulentos, peticiones falsas de donaciones para desastres, ofertas falsas de ayuda municipal o federal y cobrar por servicios gratuitos.

- Publicidad -

Los intentos de estafa pueden realizarse por teléfono, por correo postal o correo electrónico, a través de Internet o en persona. Es importante mantenerse alerta, hacer preguntas y pedir siempre una identificación cuando alguien dice representar a FEMA o a otra agencia del gobierno.

Los estafadores son creativos e ingeniosos. Si una oferta suena demasiado buena para ser verdad, debe ser cuestionada. Denuncie cualquier actividad sospechosa o posible fraude.

A continuación, algunos consejos para protegerse contra el fraude:

Pida ver las tarjetas de identificación

Todos los representantes de FEMA llevan una tarjeta de identificación con foto. Una camisa o chaqueta de FEMA no es prueba de identidad.

Mantenga seguro su número de solicitud

Este número es la clave de su información de solicitud. No lo comparta con otras personas. Los inspectores de vivienda de FEMA le pedirán una identificación para verificar su identidad, pero ya tendrán su número de registro.

Proteja su información personal

Los representantes de FEMA le pedirán los números de seguro social y de cuenta bancaria cuando se inscriba y pueden pedírselos después de inscribirse. Tenga cuidado al compartir esta información a otras personas que la soliciten.

Los estafadores pueden hacerse pasar por funcionarios del gobierno, trabajadores humanitarios o empleados de compañías de seguros.

FEMA nunca cobra cuotas

El personal de FEMA nunca cobra por la asistencia en caso de desastre, las inspecciones o la ayuda para completar las solicitudes. Los inspectores de vivienda de FEMA verifican los daños, no hacen reparaciones, no recomiendan a ningún contratista, ni determinan si una casa es segura para volver a entrar.

Puede tomar las siguientes medidas para protegerse contra el fraude:

• Antes de que comience cualquier trabajo, obtenga un contrato escrito que detalle todo el trabajo a realizar, los costos, una fecha proyectada de finalización y cómo negociar cambios y resolver disputas.

• Utilice un contratista con licencia y fianza.

• Tome una foto de su contratista, su vehículo y su placa.

• Tome una foto de la tarjeta de presentación y la licencia de conducir del contratista.

• No ofrezca información financiera personal por teléfono. Sepa con quién está tratando y siempre pida identificación.

• Tenga cuidado con los intermediarios que le prometen que recibirán subsidios por desastre o dinero, especialmente si le piden un pago por adelantado.

Si sospecha que alguien está realizando actividades fraudulentas, llame a la Línea Directa de Fraude por Desastres de FEMA al 866-720-5721, disponible las 24 horas del día. También puede presentar una querella a las agencias locales del orden público.

(Fuente: www.fema.org/es/disaster)

Gráficas: Facebook FEMA Puerto Rico