Desgarradora súplica de la escritora, cuentista y titiritera Tere Marichal

Foto: Facebook/Tere Marichal

Mediante un mensaje desgarrador a través de las redes sociales, la escritora, cuentista y titiritera Tere Marcichal se desahogó sobre las condiciones en que vive su hijo como convicto en una prisión federal en tiempos de pandemia. 

En el mensaje denuncia cómo su ser querido sufre de síntomas de COVID-19 y es dejado a su merced sin atenderle para aliviar sus dolores y molestias. 

De la misma manera, denuncia cómo sufre desde afuera sin poder hacer nada por él, mientras nadie dice nada, nadie contesta a sus reclamos ni en ningún lugar se comenta sobre los convictos en las cárceles federales. 

El mensaje lee como sigue:

Hace cinco días hablé por última vez con mi hijo. La fiebre era muy alta, el dolor de garganta no lo dejaba casi hablar, le dolía todo el cuerpo, había perdido el olfato, tosía mucho, le dolía la cabeza y no habían querido darle Tylenol para eso ni la fiebre. Habían cerrado la comisaría y la comida que les daban era una mierda. Me dijo que no podía casi caminar. Le dije que se diera una ducha corta para ver si la fiebre le bajaba. Le dije que bebiera sorbos de agua caliente. Le dije que tratara de taparse con lo que tuviera. Me dijo que todos estaban como él. Que todos estaban tosiendo y con fiebre. Sin guantes, con hambre, con la misma mascarilla de papel que les dieron al principio. Hace cinco días escribo sin cesar a la prisión, escribo a abogados de derechos humanos, escribo textos, escribo cartas y más cartas, llamo por teléfono y nada. Trato de concentrarme para producir algo que me dé dinero, como todos estamos haciendo. Trato de seguir creando cuentos porque para mi son esenciales en la vida de cualquier ser humano, pero por momentos solo lloro y lloro y lloro y no puedo controlar la rabia que da la impotencia. Se los llevan, pero no nos dicen nada. Pienso que tiene que haber muchas madres como yo. Muchas familias desesperadas. Tiene que haberlas porque uno nunca deja de amar a un hijo. Ese amor es demasiado grande. Solo quiero que me digan donde está. Si le están dando tratamiento. Nadie contesta. Nadie dice nada. Nadie comenta sobre los convictos en las cárceles federales. Están allá, en la Nada.

Tere Marichal nació en San Juan, Puerto Rico y proviene de una familia amante del Arte en todas sus expresiones. Es hija del director de Teatro, Carlos Marichal y de la Profesora de Español, Flavia Lugo, figuras importante dentro del mundo académico en la Universidad de Puerto Rico. 

Se graduó del Departamento de Humanidades y ha sido personalidad de la televisión a través de su creación “La Casa de María Chuzema y en la actualidad dedica su tiempo a la escritura y al ofrecimiento de talleres y conferencias, siempre en favor de la niñez.