Desfile del Día de Reyes tradición que mueve a miles

Por un día, en Juana Díaz se funde la expresión artística, cultural y religiosa para revivir una celebración originada el 6 de enero de 1884.

Foto archivo

Movidos por una venerada tradición o cautivados por su riqueza cultural, cada 6 de enero miles de juanadinos, visitantes de la isla y hasta turistas de otros continentes llegan a Juana Díaz para disfrutar de los Festejos de Reyes y, en especial, de su Desfile de Reyes y Pastores.

Con entusiasmo a flor de piel, muchos llegan con atuendos llamativos, de influencia española, jíbara o del medio oriente, para ser parte de la ya tradicional procesión que recorre las calles juanadinas hasta llegar a la Plaza Pública, convertida para la ocasión en un gigantesco escenario.

Y justo en ese mismo espacio convergen la expresión artística, cultural y religiosa de una tradición originada el 6 de enero de 1884, bajo la dirección y entusiasmo del sacerdote español Valentín Echevarría.

Esa mezcla distingue y singulariza la celebración juanadina, y exalta el fervor de los puertorriqueños hacia la figura de los Reyes Magos, tal y como lo percibió el padre Echevarría, lo que le inspiró a organizar el primer Desfile de Reyes y Pastores.

Ciento treinta y seis años después de ese evento, se repite el llamado a participar… y las calles juanadinas no se vacían.

¿Cómo ha sido posible que esta convocatoria haya podido resistir el embate del tiempo? Según Gil Rosario Ramos, quien por diez años presidió el Consejo Pro Festejo de Reyes, el éxito ha radicado en lograr la participación de diversos sectores del pueblo, así como en insertar elementos que perpetúan la riqueza religiosa y cultural de estas fiestas.

Tras la fundación del Consejo Pro Festejo de Reyes en 1978, el grupo de trabajo se enfocó en insertar nuevos elementos al tradicional desfile, como la inclusión de adultos en la procesión, la proclamación de las profecías, el despliegue de las banderas de las naciones y la Caravana Nacional que surgió en 1985, luego de haber traído el monumento de los Reyes Magos a la ciudad: una obra ya emblemática de las fiestas que salió del taller sanjuanero del artista Naldo de la Loma y cruzó a Barranquitas hasta llegar a Juana Díaz.

Incluso, en ese proceso de evolución, los Reyes Magos juanadinos han llevado la tradición más allá de nuestras fronteras, viajando a Cuba, la República Dominicana, Estados Unidos y el Vaticano. Finalmente, en el 2004 quedó inaugurado el primer museo temático, dedicado a los Reyes Magos, en toda Hispanoamérica.

Fusión excepcional

Rosario Ramos destacó que, a diferencia de otras tradiciones en el país, en Juana Díaz se logró integrar de forma armoniosa el aspecto estrictamente religioso con la actividad más cultural y pueblerina.

Por ejemplo, ese balance se percibe en la Feria de Artesanía que se celebra el 5 y 6 de enero, así como en la vistosidad y la variedad de elementos que conforman el Desfile de Reyes y Pastores.

En el mismo podemos encontrarnos con un puertorriqueño ataviado como pastor que pasea junto a sus ovejas, a un grupo de niños y jóvenes vestidos de jíbaro interpretando música típica o a la Banda Escolar juanadina, así como también a niños vestidos como ángeles y a un grupo de hombres personificando a los profetas que proclaman el nacimiento del hijo de Dios.

Evolución continua

No obstante, no siempre el vestuario de los Reyes y Pastores fue igual al que se aprecia en el Desfile que se celebrará el próximo lunes, 6 de enero en Juana Díaz. Esos cambios comenzaron a partir de la década del 1970.

“En ese análisis de qué cosas debían renovarse, trabajamos con preparar un atuendo mucho más elaborado para los Reyes Magos. Se establecieron reglas para la selección de quiénes representarían a estos personajes bíblicos, buscando varones que dieran características físicas conforme la personalidad de Baltasar, Melchor y Gaspar”, describió Gil.

“Además, con el artista juanadino Frankie Soldevilla se trabajó en el diseño de un atuendo para los pastores, cónsono con el momento histórico en el que aconteció el nacimiento del Niño Jesús. El diseño se compartió con el pueblo para que pudiesen preparar su vestimenta”, continuó.

Ese esfuerzo representó un cambio de la tradición que había mantenido una gran influencia española para la vestimenta de reyes y pastores, heredada de los tiempos del padre Valentín Echevarría.

Sin dudas, una tradición con más de un siglo de existencia tiene muchos capítulos sobre los cuáles conversar, además de contar con una gran cantidad de héroes que han sido vitales para la subsistencia de estos autóctonos festejos.

“Si disfrutamos de esta hermosa tradición y del impacto que la misma ha tenido en el país se lo debemos a figuras como el Padre Ramiro, el profesor José Rafael Gilot, a Pedro Ortiz, entre otros que mantuvieron viva la tradición, en su momento de mayor reto. Además, es importante reconocer al pueblo que, año tras año, responde al llamado que hace el Consejo de Reyes, participando con entusiasmo del Desfile de Reyes y Pastores”.

“En esos detalles se cimenta el éxito de la festividad y ahí radica la capacidad que tiene esta hermosa tradición de trascender en el tiempo por muchas generaciones más”, destacó además.

El tradicional Desfile de Reyes y Pastores saldrá a las 10:00 de la mañana de la Casa Museo de los Reyes Magos en un recorrido por un tramo de la calle Comercio hasta llegar a la Plaza Pública juanadina.

Para más información, pase a la página 10 de esta edición o llame a la Casa Museo de los Reyes Magos al 787-260-0817.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.