Depresión postparto en tiempos de COVID-19

Foto: quinn.anya on Visualhunt

Puerto Rico – El embarazo es una etapa donde la mujer se llena de diferentes emociones y expectativas. Si es difícil en situaciones normales, lo es aún más en tiempos de pandemia, donde el miedo, la inquietud y el nerviosismo son recurrentes antes y después del parto. 

La Dra. Xotchyl de Jesús, psicóloga clínica de la organización sin fines de lucro Familias CAPACES, Inc., entiende que por protegerse del COVID-19 se está perdiendo mucho la calidad en el proceso de embarazo, especialmente el parto. 

“Los hospitales se han olvidado que el parto es algo que es muy delicado y que necesita la madre tener un espacio de calidad y de valor”, expresó la psicóloga clínica. 

La Dra. de Jesús indicó que hay varios factores que afectan -en especial- a la madre durante el embarazo en la pandemia y son: el miedo al contagio y la tristeza por la soledad. 

Según explicó, con los protocolos de COVID-19 en los hospitales se les priva a la madre del acompañamiento de doulas y en el parto se les limita a un solo acompañante y si es cesárea puede que no se le permita ninguno. 

Estos y otros factores pueden llevar a la madre a sufrir depresión posparto. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión postparto afecta a 1 de cada 6 mujeres que dan a luz, algo que podría considerarse bastante significativo. 

La psicóloga clínica indicó que hay que diferenciar entre tristeza postparto y depresión postparto. La primera, por lo general, dura varias semanas luego de dar a luz y se caracteriza por irritabilidad, ansiedad y tristeza, pero son síntomas que van mermando hasta desaparecer. No obstante, la depresión postparto puede continuar luego de un mes del parto y si no se trata puede durar años. 

La Dra. de Jesús señaló que la depresión postparto puede tratarse con un profesional y también puede trabajarse a través del ginecólogo. A su vez, destacó que es importante no desesperarse y tratar rápido la condición, ya que se puede prolongar por mucho tiempo. 

Asimismo, la psicóloga clínica advirtió que la depresión postparto -durante la pandemia- puede ser particularmente diferente porque las recomendaciones para tratarla cambian, ya que por lo general se le recomienda a la paciente hablar de sus sentimientos con otras personas, compartir el cuido de su bebé, salir y distraerse en actividades fuera de la casa, etc. Todas son recomendaciones que durante tiempos de COVID-19 no parecen las más apropiadas por su riesgo. 

Para sobrellevar la depresión postparto, la Dra. de Jesús indica que Familias CAPACES, Inc. aconseja lo siguiente a las madres: 

  1. Empodérate en tu rol de madre y mujer. Alimentarte, dormir e hidratarte lo mejor que puedas es esencial para cuidar saludablemente de tu bebé. 
  2. Si eres persona de seguir consejos, adelante. Habla con otras madres que puedan aconsejarte o compartir tus experiencias. 
  3. Si eres resistente a los consejos, como muchas madres, sigue tu instinto y ten paciencia contigo y con los demás. Siempre pide ayuda cuando la necesites. 
  4. Únete a grupos virtuales donde se hable de estos temas de salud.
  5. Estás dudosa o piensas que tienes depresión postparto, no te quedes callada. Habla con tu ginecólogo sobre la situación o busca directamente una cita con un psicólogo para tratamiento. 

“Es bien importante ser inteligente emocionalmente, porque mientras más puedas controlar tus emociones y conocer tus emociones, mejor vas a poder trabajar con todo en la vida”, expresó la Dra. de Jesús resaltando la importancia de que las madres se empoderen y cuiden de sí mismas para poder cuidar de sus bebés como establece el primer consejo. 

Si usted necesita ayuda, orientación o más información acerca de este tema puede comunicarse con Familias CAPACES al 787-708-9093. 

De igual manera, cualquier persona o entidad sin fines de lucro en la región sur que necesite apoyo en temas de relaciones familiares, interpersonales y comunitarias, puede también comunicarse a este número o escribir a familiascapaces@gmail.com. Estos servicios para las personas del sur de Puerto Rico son auspiciados por Fundación Serrallés con la colaboración de la Fundación Comunitaria de Puerto Rico.