Departamento de Salud insiste que no se puede declarar epidemia de influenza

Foto: Visualhunt

San Juan – El secretario de Salud, doctor Rafael Rodríguez Mercado insistió el viernes en que todavía no se puede declarar una epidemia de influenza en Puerto Rico.

“La curva de casos confirmados de influenza sigue en aumento, por esto, continuamos reforzando nuestro llamado a que las personas se vacunen contra el virus y tomen las debidas medidas preventivas. A pesar de este aumento, no se han alcanzado los niveles necesarios para declararse una epidemia y continúan sin ninguna muerte confirmada a causa de influenza”, dijo Rodríguez Mercado en declaraciones escritas.

Explicó que, según muestra el informe, que cubre la semana del 20 al 27 de enero, se confirmaron 2,004 casos de influenza. Un incremento de 540 casos en comparación con la pasada semana que mostraba un total de 1,464 casos.

“La región de Ponce sigue siendo la más afectada, con los municipios de Peñuelas, Adjuntas, Coamo y Santa Isabel entre los que mayores casos han reportado. De igual forma, Rincón se mantiene entre los pueblos con más casos”, sostuvo.

Por su parte, la epidemióloga del Estado, doctora Carmen Deseda, sostuvo que el informe refleja que “aún estamos por debajo del umbral de alerta. Para haber estado en el umbral de alerta necesitábamos haber tenido sobre 2,200 casos confirmados para esta semana”.

Mencionó, además, que la epidemia se declara cuando se reportan más de cuatro semanas consecutivas que pasen del umbral de alerta, el cual es determinado tomando en consideración los casos reportados en los pasados cinco años.

“De hecho, según esta, para que estemos en el umbral de alerta la próxima semana se tendría que sobrepasar la cantidad de 3,300 casos”, dijo.

“Es momento de tomar acción, no esperemos a que haya fatalidades. Actuemos proactivamente utilizando la vacunación que hemos provisto gratuitamente a la ciudadanía para evitar contraer el virus de la influenza”, recalcó el secretario de Salud quien detalló que existen 122 centros de vacunación alrededor de la Isla y además, farmacias y centros privados a los que se pueden recurrir para la vacuna.