Departamento de Salud pide atención ante la nube de polvo del Sahara

Foto: Suministrada

SAN JUAN – El Departamento de Salud (DS) de Puerto Rico hizo este domingo una llamada especial a las personas con asma y otros problemas respiratorios para mantenerse atentas ante una inmensa nube de polvo del Sahara que arropará a toda la isla, entre hoy y el jueves.

“Durante estos días estaremos recibiendo una inmensa nube de polvo del Sahara. Sus concentraciones aumentarán por las próximas horas, con su máximo entre domingo y lunes”, señaló Ibis Montalvo, gerente y coordinadora del Programa de Asma del Departamento de Salud.

“Según expertos, estaremos viviendo un evento de gran magnitud, por lo que los asmáticos, las personas con alergias y otras condiciones respiratorias, así como los que hayan estado contagiados con el COVID-19, deben ser muy precavidos para no agravar sus condiciones de salud”, indicó Montalvo.

Explicó que el polvo del Sahara, proveniente del occidente de África, se caracteriza por traer una masa de aire caliente, con muy poca humedad que, a su vez, contiene materiales biológicos y químicos que son potencialmente dañinos a la salud respiratoria.

Este fenómeno, de recurrencia anual en la isla, es considerado un provocador ambiental de los síntomas de la enfermedad del asma.

“No podemos bajar la guardia, porque el asma es una enfermedad crónica, o de larga duración, que no tiene cura, pero sí se puede controlar. Esta condición se caracteriza por la inflamación y estrechamiento de las vías respiratorias, produciendo mayor mucosidad, lo que bloquea el paso del aire”, señaló Montalvo.

“Las personas asmáticas, al tener sus vías respiratorias inflamadas, son más propensas a verse afectadas ante eventos ambientales como el polvo del Sahara y el aumento de esporas de hongos y polen en el verano”, apuntó.

Según el Sistema de Vigilancia del Programa de Asma, en Puerto Rico existen aproximadamente 582.000 niños y adolescentes y 303.623 adultos con la enfermedad del asma. Los datos reflejan que uno de cada 10 niños y uno de cada nueve adultos en Puerto Rico padece de esta condición de salud.

El polvo del Sahara contiene hongos, bacterias, virus, esporas, ácaros, pesticidas y otros componentes químicos nocivos que afectan grandemente a las personas que padecen de asma, alergias y otras enfermedades respiratorias.