Denuncian desalojo de estudiantes de ResiCampus

Foto archivo

SAN JUAN – El Task Force Social del Pueblo (TFSP) denunció el domingo las intenciones de la administración de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, de desalojar estudiantes de ResiCampus en medio de la cuarentena del COVID-19.

Esta advertencia de desalojo está pautada para hoy. Por ende, el lunes, 1 de junio muchos/as de estos/as estudiantes pueden verse desprovistos de vivienda segura.

“Es de particular preocupación que entre este estudiantado hay jóvenes de escasos recursos que no tienen otras opciones de vivienda segura. Esto es alarmante dada la emergencia de salud pública que vive el país y las condiciones económicas en que viven muchos/as de nuestro estudiantado. En varios comunicados estos/as estudiantes han expresado que a pesar de haber hecho gestiones de vivienda alterna no cuentan con el mismo, lo cual resultaría en deambulismo y otras situaciones de riesgo. Esto es inaceptable para el Task Force Social. Algunos estudiantes han expresado que tampoco se ha dialogado sobre las posibles ayudas económicas a estudiantes-residentes que servirían para costear residencia temporera, alimentos y otros suministros necesarios para sobrevivir esta crisis”, destacaron en un comunicado de prensa.

En un estudio realizado por Mentes Puertorriqueñas en Acción (MPA), organización que pertenece al Task Force Social del Pueblo, se denunció que 67.3% de los universitarios participantes del estudio habían visto una reducción en sus ingresos mensuales durante la cuarentena.

‘’Es angustiante no recibir ningún tipo de contestación, aún de parte del Departamento de Desempleo. Es una incertidumbre que uno no sabe cuando encuentre la nevera vacía y empiece a pasar hambre. Los nervios están de punta y la ansiedad igualmente. Es horrible esta etapa que estamos viviendo, espero que pase ya”, expresó uno de los participantes del estudio.

Es imperante que la administración universitaria tome decisiones afirmativas para salvaguardar la seguridad de este estudiantado. Algunos/as de estos estudiantes viven en precariedad económica como lo hacen más del 57% de nuestra niñez y juventud según informes del Instituto de Desarrollo de la Juventud.

Por su parte, el estudio de MPA reflejó que el 59.4% tenía un ingreso mensual por debajo de los $500.00 antes de la cuarentena. En medio de la cuarentena algunos/as de estos/as estudiantes han perdido sus empleos y por ende fuentes de ingresos. Para muchos/as de ellos y ellas este desalojo significa que gran inseguridad de vivienda, inseguridad alimentaria y posiblemente la incapacidad de continuar con sus estudios.

“Estas inseguridades de nuestra juventud, estudiantes de la UPR, pone en peligro no su salud física sino también pone en precariedad su salud mental, la cual ya ha sido vulnerabilizada por los traumas que hemos vivido por los pasados 3 años. Estos eventos incluyen los Huracanes María e Irma, los sismos de inicios de año (y que continúan en muchos de los pueblos de procedencia de este estudiantado), la cuarentena del COVID 19 y la creciente precariedad económica por los aumentos de matrícula y recortes a la Universidad de Puerto Rico”, mencionó el co facilitador del Comité de Niñez y Juventud del TFSP,  Eduardo A. Lugo Hernández.

El TSFP está compuesto por más de 100 organizaciones sin fines de lucro, fundaciones, líderes comunitarios y personas de la sociedad civil que se dedican a trabajar un amplio espectro de asuntos y disciplinas como el trabajo social, la salud, el Derecho, la psicología, la educación, la niñez, los adultos mayores, las mujeres, y la vivienda, entre otros.