Denuncian AES no tiene credibilidad para participar en futuro energético de la Isla

"A una empresa criminal como AES, hay que procesarla legalmente y sacarla del país. No recompensarla con más contratos”, denunció José Díaz

Foto: Jason Rodríguez

PEÑUELAS – Para activistas y líderes comunitarios, la empresa AES no tiene ninguna credibilidad, por lo que no se debería dar paso a su participación en el futuro energético de Puerto Rico.

La profesora Yanina Moreno Febres, del Campamento Contra Cenizas en Peñuelas, el gobierno debe eliminar cualquier propuesta para extender la permanencia de la empresa AES en la isla.

“AES lo que ha creado en nuestro país es un desastre ambiental y de salud. Fue multada en el 2012 por la Agencia de Protección Ambiental federal (EPA, por sus siglas en inglés), porque agua de lluvia arrastraba las cenizas tóxicas de carbón desde su planta en Guayama hasta los humedales cercanos, y se quedaron callados, no lo informaron. En el 2017, se detectó la contaminación del acuífero en esa área con contaminantes peligrosos”, dijo Moreno en una comunicación escrita.

Informó que diariamente lanzan químicos tóxicos al aire y el polvo de las cenizas de carbón llega a los hogares de las familias cercanas, con efectos terribles en la salud. Asimismo, denunció que crean el desastre humanitario y ambiental, pero no asumen responsabilidad y el gobierno tampoco los obliga a asumirla.

Por su parte, el líder peñolano José M. Díaz Pérez, alegó que la acción de la AES, de depositar cenizas en Peñuelas y Humacao, unió al pueblo en su contra.

“A la empresa AES no le importó desechar sus desperdicios tóxicos en varios pueblos en la isla, exponiendo la salud y la vida de la gente. No les importó desestabilizar todo el país, comprando al gobierno, para movilizar gran parte del aparato policiaco a Guayama y Peñuelas, y escoltar sus camiones llenos de cenizas y arrestar manifestantes. Ahora quieren seguir guisando con contratos millonarios con el uso de gas metano o natural y, supuestamente, en el área de energía renovable. Se creen que olvidaremos quienes son. A una empresa criminal como AES, hay que procesarla legalmente y sacarla del país. No recompensarla con más contratos”, denunció Díaz Pérez.

Por último, Víctor Alvarado Guzmán, del Comité Diálogo Ambiental de Salinas, denunció que los directivos corporativos de la AES están mintiendo sobre sus operaciones actuales.

“Dicen que están acelerando su plan para cesar el uso del carbón en siete años, pero la realidad es que hay una ley que prohíbe la quema de carbón en la isla luego del 2027. Antes decían que quemar carbón era lo más económico y que era limpio, y ahora quieren los contratos de energía renovable y dicen que es más económica y limpia. Hablan de cambiar su planta a gas metano o natural, pero no dicen cómo van a llevar el gas a sus instalaciones. Aceptan que el área donde está su planta en Guayama está ‘impactada ambientalmente’ pero no dicen que ellos son los culpables de esa contaminación. Todo es un juego de palabras bonitas, que encubren la verdad: las operaciones de AES han sido un gran desastre en Puerto Rico”, dijo Alvarado.

Los activistas reafirmaron que la inversión que debe hacer AES es para comenzar el cierre inmediato de la planta de carbón, sacar todas las cenizas del país, asumir su responsabilidad en la contaminación de terrenos y acuíferos, así como los efectos en la salud de las personas que viven cerca de la planta en Guayama o de los lugares donde fueron depositadas sobre 2 millones de toneladas de cenizas tóxicas.

“Ya dimos un gran paso con la Ley 5-2020, prohibiendo el depósito de cenizas en nuestras comunidades. Ahora es tiempo de cerrar la planta de carbón y sacar a AES del país”, finalizó Moreno.