Denuncia epidemióloga: Peligrosamente rezagada la vacunación de los adultos mayores

Al comparar cifras del Departamento de Salud con datos del Censo, la epidemióloga Cruz María Nazario estimó que cerca de 420 mil personas de 60 años o más aún no ha recibido su primera dosis.

A cinco meses de haber iniciado la inmunización contra el Covid-19 en Puerto Rico, el 60 por ciento de la población más vulnerable a los estragos del virus no ha sido vacunada, revelan datos recopilados por la epidemióloga Cruz María Nazario Delgado.

Utilizando estadísticas oficiales del Departamento de Salud y cifras de población del Censo Estimado 2019, la también catedrática del Recinto de Ciencias Médicas concluyó que solo 360 mil personas mayores de 60 años -de una población que supera los 888 mil- ha recibido ambas dosis de las vacuna de Pfizer y Moderna, por lo que únicamente el 40 por ciento de esta población cuenta con la protección completa.

Mas aún, al comparar cifras reportadas por el Departamento de Salud con datos poblacionales del Censo, Nazario Delgado estimó que cerca de 420 mil personas de 60 años o más no ha recibido su primera dosis.

Al cierre de esta edición, el 77 por ciento de las 2,384 muertes por Covid en la isla se concentran en la población mayor de 60 años.

“Le hemos fallado a nuestros viejos y creo que ya es hora de que eso se diga”, sentenció Nazario Delgado el pasado sábado en entrevista con José Elías Torres de WPAB: expresión que reiteró en diálogo con La Perla del Sur.

“Entre las edades de 60 y 69 años, aproximadamente el 40 por ciento ha recibido la doble dosis. Eso significa que la mayoría todavía no se ha vacunado”, abundó a este semanario. “Si vamos a ver a los de 80 años o más, solo el 36 por ciento está vacunado. Ahí tenemos el 64 por ciento sin la vacunación completa”.

El panorama aflora en momentos que el gobierno ha girado su atención a abrir el proceso de vacunación a todos los sectores de la población, mayor a los 16 años de edad.

“Fue para las poblaciones vulnerables y expuestas que se aprobaron las vacunas, pero aquí vemos cómo precisamente estas personas son las que aún no han sido vacunadas”, continuó la epidemióloga.

“Un viejo de más de 70 años tiene 20 veces mayor riesgo de morir (de Covid), si lo comparas con alguien de entre 30 y 39 años”, abundó.

“¿Dónde está la prioridad del gobierno en cuanto a vacunar a los más vulnerables en el sistema? Todos debemos vacunarnos si se nos da la oportunidad, pero debe haber una prioridad para las personas que están en mayor riesgo de morir por Covid y creo que eso se ha perdido”, añadió.

A la deriva

A juicio de Nazario Delgado, este estancamiento se debe a que el Departamento de Salud no ha implementado un plan efectivo para atender a los adultos mayores con problemas de transportación u otra complicación.

“Se han vacunado a viejos que pueden llegar hasta los centros de vacunación y tienen algún hijo o pariente que puede coordinarles la cita. ¿Pero y las personas que no tienen quien les haga el favor? A esos los han abandonado. Los han dejado atrás”, denunció la epidemióloga.

“Hay miles de viejos que no han ido a vacunarse porque no tienen quien los lleve. Hay personas que no tienen forma de entrar a una página electrónica o no entienden la grabadora cuando llaman. A esas personas también hay que atenderlas”, continuó.

“Hay que hacer campañas y estrategias para identificar donde están los viejos que aún no están vacunados y determinar cómo se va a llevar la vacuna hasta ellos”, añadió.

“¿Cómo es posible que estemos a mediados de mayo y todavía hay encamados que no se han podido vacunar? Todo el mundo pasándose la papa caliente, porque es más fácil decirle a los jóvenes que vengan a vacunarse que llegar hasta los viejos. Las decisiones no se pueden tomar a base de conveniencia”, puntualizó.

“Selectivo” reporte de datos

Por otra parte, la epidemióloga acusó al Departamento de Salud de ser selectivo con los datos que reporta a la ciudadanía y por dar la impresión de que se está avanzando a paso acelerado en el proceso de vacunación.

En su portal de estadísticas, el Departamento de Salud reportó que hasta el lunes habían 941,593 personas con la serie de dosis completadas.

Sin embargo, al desglosarlo por grupo de edades, solo identifica a las personas con al menos una dosis de las vacunas. Tampoco ofrece el porcentaje de personas que han sido vacunadas, en comparación con la población por grupo de edad.

“En ninguna página del Departamento de Salud ellos ponen cuántas personas mayores de edad tienen las dosis completa. Solo ponen los que tienen al menos una dosis”, argumento Nazario Delgado.

“Esa estrategia de decir que se han distribuido tantas dosis, o que hay tantas personas con al menos una dosis de la vacuna, lo que hace es crear una ilusión falsa. Una persona que tenga solo una dosis, no está vacunada”, puntualizó.

“No podemos considerar a nadie como ‘vacunado’ hasta que tenga las dos dosis. Para que se cumpla la garantía de la farmacéutica, se necesitan las dos (dosis) -no una- y tienen que haber pasado dos semanas de la última dosis. Esa es la definición de vacunado”, reiteró.

“Le hemos fallado a nuestros viejos y creo que ya es hora de que eso se diga”, sentenció la también catedrática del Recinto de Ciencias Médicas de la UPR.