Decomisan 100 consolas falsas de Nintendo en aeropuerto de Aguadilla

Foto archivo

AGUADILLA – Agentes de Operaciones de Campo de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, en inglés) decomisaron 100 consolas falsas de Nintendo dentro de un paquete procedente de Hong Kong al área de carga del Aeropuerto Internacional Rafael Hernández, en Aguadilla.

Según explicó la CBP este martes en un comunicado de prensa, el precio de venta sugerido por el fabricante estimado del contrabando incautado es de aproximadamente 326,000 dólares, si estos hubieran sido genuinos.

“Los fabricantes pueden mantener sus derechos de propiedad intelectual sobre los productos independientemente del paso del tiempo”, explicó Leida Colón, directora asociada de Operaciones de Campo para el Comercio Internacional de la CBP, en un comunicado de prensa.

“Incluso, los juegos antiguos como los de estas consolas están protegidos por ley”, agregó.

La mayoría de las incautaciones de productos falsificados en la Oficina de Campo de la CBP San Juan son joyas, calzado, ropa y medicamentos recetados, y los principales países de origen de la mayoría de estos artículos provienen de Hong Kong y China.

Recientemente, la Oficina de Campo de la CBP en la capital puertorriqueña, también confiscó 1,000 relojes de lujo, pendientes, Airpods, joyas y relojes, y 844 aros de aleación falsificadas.

La fabricación de productos falsificados priva a las empresas legítimas de ingresos, roba empleos a los trabajadores estadounidenses y plantea amenazas para la salud y la seguridad de los consumidores estadounidenses, indicó la CBP.

A menudo, los ingresos de las ventas de mercancías falsificadas respaldan a otras empresas nefastas e ilícitas.

La CBP indicó que cuenta con un agresivo programa de aplicación de los Derechos de Propiedad Intelectual (DPI), que apunta y confisca las importaciones de productos falsificados y pirateados, y hace cumplir las órdenes de exclusión de los productos que infringen patentes y otros DPI.

A pesar de estos esfuerzos, el Internet ha facilitado la búsqueda, compra y envío de artículos desde casi cualquier parte del mundo, señaló la agencia federal.

Con una gran demanda de marcas conocidas, muchos vendedores en línea venden productos falsificados en línea, lo que infringe los derechos e ingresos de varios titulares de marcas comerciales, advirtió la CBP.

Ante ello, la agencia informó que ha establecido una iniciativa educativa para aumentar la atención y la conciencia de los consumidores sobre las consecuencias y los peligros que a menudo se asocian con la compra de productos falsificados y pirateados.