De cara a las elecciones: Bonanza para contratos y relaciones públicas en alcaldía de Ponce

Foto archivo

Una década de déficits acumulados y señalamientos sobre el manejo irregular de sus finanzas no impedirán que la administración municipal de Ponce vuelva a maniobrar para asegurar sus intereses, de cara al periodo eleccionario.

Tras cinco años de reducción de jornada y salario a cientos de empleados municipales, la alcaldesa María Meléndez Altieri se dispone a aprobar un nuevo presupuesto que incrementará significativamente el gasto público en relaciones públicas, los contratos externos para servicios profesionales y el reclutamiento de empleados transitorios.

Aunque el nuevo presupuesto ante la consideración de la Legislatura Municipal es de $80.6 millones, $1.7 millones menor al actual, un análisis detallado revela cómo esta administración aumentará en sobre $435 mil su ya abultado gasto en contratos para “servicios profesionales”.

De esta manera, elevaría a más de $3.4 millones los fondos designados para el selecto grupo de contratistas que desde hace años logra jugosos acuerdos, aún en periodo de estrechez económica.

El nuevo presupuesto desvela además que al menos 12 dependencias municipales recibirán aumentos en partidas para contratos externos, mientras que otras ocho oficinas mantendrán inalterados los vigentes, a pesar del discurso público de austeridad pregonado por la ejecutiva municipal.

“Es un acto inmoral insistir en repartir miles de dólares a contratistas para hacer trabajos, en su mayoría redundantes, cuando aún hay cientos de compañeros aún en reducción de jornada”, sentenció Mayra Rivera Nazario, presidenta de la Asociación de Empleados Municipales, una organización afiliada a la United Steel Workers.

A manos llenas para contratos

Según confirmó La Perla del Sur, entre las dependencias que tendrán luz verde para elevar sus gastos en “servicios profesionales” resalta la Oficina Municipal para el Manejo de Emergencias (OMME), que recibirá $265 mil adicionales, elevando a $365 mil su presupuesto para contratos.

De igual forma, la asignación para contrataciones externas de la Oficina de Empresas Municipales se disparará de $36 mil a $204 mil en el nuevo año fiscal que comienza el 1ro de julio.

Otras oficinas con partidas adicionales para contratos serán Ornato (+$51,920), Turismo (+$50 mil), Finanzas (+$28 mil), Recreación y Deportes (+$25 mil) y la Policía Municipal (+$22,450).

Entretanto, dependencias como Informática y Tecnología ($338,000), Planificación y Desarrollo ($300 mil), Secretaria Municipal ($300 mil) y Servicios Legales ($295 mil) mantendrán intactos sus sólidos presupuestos para servicios profesionales.

No obstante, los gastos en servicios legales externos han superado por mucho la asignación divulgada en el presupuesto.

Entre los más beneficiados por este concepto figuran CVV Legal Services ($1.3 millones desde abril de 2013) y el bufete Cancio, Nadal, Rivera y Díaz, que ha facturado sobre $2 millones por, entre otras cosas, defender sin éxito a la administración actual, tras su negativa a divulgar información pública de su nómina municipal.

Más para relaciones públicas

Por otra parte, Meléndez Altieri también asegura en el nuevo presupuesto un aumento de $156,418 en fondos para la Oficina de Comunicaciones y Relaciones Públicas, un alza de 31 por ciento.

De esta forma, la alcaldesa aumenta a más de medio millón de dólares ($511,875) su inversión en relaciones públicas e imagen, en año preelectoral.

De esa partida, $335 mil serán para nómina (regulares y transitorios), un alza de 37 por ciento si se compara con el año actual, y se separaron $70 mil para contratos por “servicios profesionales”, $10 mil más que el 2018-19.

Entre los relacionistas públicos externos a quienes la administración municipal ha retenido para resaltar la imagen de la alcaldesa resalta la relacionista profesional Velmarie Hernández Torres, quien ha recibido más de $70 mil en contratos tras colaborar en la campaña política de Meléndez Altieri del 2016.

“No hay forma de justificar esto, pero es lo que esta administración siempre ha hecho. Utilizan fondos públicos para jugar a la política y tratar de limpiar la imagen de la alcaldesa”, agregó Rivera Nazario.

“El pueblo no recibe beneficio alguno de eso”.

Contrastes y contradicciones

Estos hallazgos afloran al tiempo que la alcaldesa pregona que el nuevo presupuesto es uno que “incrementa la asignación de fondos para servicios directos” a la ciudadanía, como señala un comunicado de prensa emitido el pasado 12 de junio.

No obstante, del mismo presupuesto sometido para el nuevo año fiscal trasciende que la partida de fondos para la Secretaría de Servicio al Ciudadano se reducirá en $10,087, si se compara con el vigente.

No obstante, para la misma oficina se consignan $40 mil en “becas municipales” y otros $70 mil para “donaciones”, aún cuando no se presupuestó dinero para estas dos partidas en el año fiscal actual.

Simultáneamente, el nuevo presupuesto retira $92 mil al Programa Hogar Geriátrico y otros $55 mil al Programa de Envejecientes e Impedidos.

En la Oficina de Desarrollo Cultural, el presupuesto global aumentó en $193 mil, pero por segundo año consecutivo no se asignó un dólar para la reparación y mantenimiento de estructuras y equipo.

Por otra parte, la Oficina de Recreación y Deportes sufre una pérdida neta de $222,820 en fondos, y por segundo año consecutivo la Oficina de Asuntos Ambientales no recibe asignación presupuestaria alguna, a pesar de expresiones previas de la alcaldesa donde reclama que su administración está comprometida con la conservación del ambiente.

Se dispara la nómina de transitorios

Entretanto, el presupuesto presentado levanta aun más interrogantes, al reflejar un incremento vertiginoso en fondos para la nómina de empleados transitorios.

Por años, ayuntamientos como el de Ponce han incurrido en la práctica de aumentar el reclutamiento de personal antes del periodo eleccionario, y para el nuevo año fiscal 15 dependencias recibirán aumentos para nómina de transitorios, que totalizan $868 mil.

Entre ellas destaca el programa federal Early Head Start, dependencia que no tenía fondos asignados por este concepto en el presupuesto actual, pero que a partir de julio obtendrá $308,994 para “empleados transitorios”.

De igual forma, se asignaron otros $42,444 para transitorios en el Programa de Cementerios, sin que existiera asignación para ello en el presupuesto vigente.

También se aumentó en más de $370 mil la asignación de fondos para transitorios en el programa de transporte colectivo SITRAS, uno de los proyectos bandera de las campañas políticas de Meléndez Altieri.

En el caso de SITRAS, el nuevo presupuesto para empleos transitorios alcanza los $939 mil, seis veces más a lo asignado para los empleados regulares del programa.

Otros programas y oficinas con más presupuesto de nómina para transitorios son Head Start (+$81,037), Comunicaciones y Relaciones Públicas (+$40,524), Obras Públicas (+37,596), Finanzas (+36,744), Salud Municipal (+$36,612) y Servicios Legales (+32,441).

Foto archivo