DACO emite advertencias a supermercados por precios de las carnes

Foto: CyberNews

SAN JUAN – El secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Edan Rivera Rodríguez informó el sábado que emitieron 55 advertencias a varios supermercados por aumentar el precio de las carnes.

“No cabe duda de que el aumento está. Los propios comerciantes lo reconocen. Lo que como agencia debíamos indagar es qué es lo que se esconde detrás de esos aumentos; y si los mismos obedecen a factores externos, que es lo que alegan los supermercados, o si de alguna manera esconden ganancias excesivas o injustificadas en perjuicio de los consumidores”, aseveró Rivera Rodríguez en declaraciones escritas.

Según el secretario, todas las advertencias fueron respecto a las carnes congeladas, por no proveer las facturas que permitan acreditar el cumplimiento con el margen bruto de ganancia congelado. Los comercios advertidos tienen cinco días para someter la información; o se exponen a multas de hasta 10 mil dólares.

El funcionario explicó que el operativo se diseñó con dos enfoques distintos.

“En lo que respecta a las carnes congeladas, a estos productos les aplica un margen bruto de ganancia máximo, que fue el que quedó congelado al 14 de marzo de 2020, por lo que nuestros inspectores se centraron en verificar si se están en cumplimiento. En cuanto a las carnes frescas, como no les aplica la orden de congelación, la tarea fue confrontar el precio en que los comerciantes están comprando estos productos versus el precio de venta al consumidor, a fin de verificar si las ganancias están siendo razonables”, sostuvo.

“Tenemos que ponderar en detalle la información recabada durante la larga jornada del operativo; pero, a primera vista, parecería que, al menos en lo que respecta a las carnes frescas, en efecto, nos encontramos a una realidad del mercado”, indicó el Secretario, al tiempo de señalar que “lo próximo en agenda es mantener reuniones urgentes con representantes de la industria, así como de otras agencias de Gobierno, para ver qué acciones podemos adoptar”, añadió.

“Nuestro fin último es poder determinar qué medidas pudieran implementarse para reducir esta tendencia y minimizar su impacto en el bolsillo de los consumidores”, concluyó.