¿Cuán diferente es la variante Delta? ¡Esto es lo que se sabe!

Conocedores del tema plantean que esta versión puede ser entre 60 y 200 por ciento más transmisible que el virus que desencadenó la pandemia en la primavera del 2020.

Foto archivo

Las órdenes para el uso de mascarillas en espacios bajo techo han reaparecido abruptamente, mientras altos dirigentes federales y especialistas en salud pública parecen más preocupados de lo que lo han estado en meses.

La razón, la gran cantidad de estadounidenses que permanecen sin vacunar y la rápida propagación de la variante Delta.

La variante de la discordia

Originalmente conocida como B.1.617.2, la variante Delta existe desde el último trimestre del año pasado, pero en los pasados meses se ha convertido en la versión dominante del Covid en muchos países. De hecho, ya representa más del 80 por ciento de los casos recién diagnosticados en los Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en inglés).

“Los casos de Covid-19 han aumentado más del 300 por ciento a nivel nacional entre el 19 de junio y el 23 de julio de 2021, junto con aumentos paralelos en las hospitalizaciones y muertes provocadas por la variante altamente transmisible B.1.617.2 (Delta)”, confirmó la entidad federal la pasada semana.

Más transmisible

Y aunque no está realmente claro, conocedores del tema plantean que esta versión puede ser entre 60 y 200 por ciento más transmisible que el virus que desencadenó la pandemia en la primavera del 2020.

Como advirtieron entonces los CDC, la cepa original de coronavirus era tan contagiosa como el resfriado común y, en promedio, cada persona infectada contagiaba a otras dos. Sin embargo, un documento de los CDC filtrado a la prensa días atrás estima que la variante Delta es tan transmisible como la varicela y que cada persona infectada puede contagiar a otras ocho o nueve, en promedio.

Aunque sus cálculos también proceden de estimados, estadísticos británicos de enfermedades infecciosas apuntan que el Delta es entre 40 y 60 por ciento más transmisible que el B.1.1.7 o la variante Alpha, que alguna vez fue el cepa dominante en los Estados Unidos y ya ha sido reemplazada por Delta.

Esto, añaden, equivale a casi el doble de transmisión de las cepas originales que se vieron por primera vez en China en el 2019.

Incluso completamente vacunadas

Entretanto, como ninguna vacuna disponible al momento es 100 por ciento efectiva, miles de personas completamente vacunadas ya se han infectado y algunas han terminado con síntomas.

Como publicaran los CDC el pasado viernes, un estudio sorprendente analiza un brote ocurrido al inicio del mes de julio en Provincetown, Massachusetts, donde el 74 por ciento de las personas que se infectaron habían sido vacunadas por completo, y cuatro de ellas terminaron en el hospital.

El brote involucró a 469 personas que contrajeron Covid.

Es el primer estudio oficial que contradice la evidencia anterior de que las personas vacunadas están casi completamente a salvo de enfermedades graves, incluso con Delta y otras variantes.

Por eso, el CDC ahora toma nota de esto en su sitio web.

“La evidencia disponible sugiere que las vacunas COVID-19 de ARNm actualmente autorizadas (Pfizer-BioNTech y Moderna) son altamente efectivas contra la hospitalización y la muerte por una variedad de cepas, incluyendo Alpha (B.1.1.7), Beta (B.1.351), Gamma (P.1) y Delta (B.1.617.2) “, dice el CDC.

“Los datos sugieren una menor efectividad contra la infección confirmada y la enfermedad sintomática causada por las variantes Beta, Gamma y Delta en comparación con la cepa ancestral y la variante Alpha”, agrega el CDC.

Aun así, las pruebas realizadas indican que la respuesta inmune generada por las vacunas debería ser, en teoría, lo suficientemente fuerte y amplia para proteger a personas de la variante Delta.