Criar bebés en tiempos de COVID-19

Foto: Visualhunt

A lo mejor te ha tocado la estresante tarea de criar un bebé en tiempos de pandemia. Se pasa mucho tiempo dentro de la casa con un bebé pequeño y el COVID-19 hace esto mucho más intenso. 

Es completamente normal tener sentimientos de aislamiento, ansiedad, agotamiento y temor, por tí mismo y por tu bebé. Es por eso que el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) señala que es bueno compartir con otros el cuidados de tu bebé. 

Para ello recomienda que uses las redes sociales, llamadas telefónicas y cualquier cosa a tu disposición para comunicarte y conectarte con otros.

De igual forma, recomienda que te turnes con otros para cuidar tu bebé y tomes tiempo para ti misma/o. También puedes aprovechar para dormir cuando tu bebé duerma para que tengas energía. 

Por otro lado, la UNICEF aconseja aprovechar este tiempo de pandemia para enseñarle a tu bebé jugando. Por ejemplo:

  • Acércate a tu bebé y asegúrate de que pueda verte y escucharte
  • Jueguen a las escondidas, canten canciones infantiles, construyan torres con tazas o bloques
  • Hagan música juntos: golpeen ollas, jueguen con sonajeros, sacudan frascos con arroz
  • Vean libros juntos. Describe lo que está sucediendo en las imágenes. Deja que tu bebé explore los libros con los 5 sentidos

La UNICEF recomienda además comunicarte con tu bebé: siguiendo el ejemplo de tu bebé al copiar o reflejar lo que hace; repitiendo y reaccionando a sus balbuceos o palabras; usando su nombre cuando hablas con tu bebé; y usando palabras para describir lo que está haciendo tu bebé. 

Por otra parte, cuando los bebés lloran la UNICEF aconseja a los padres: responder inmediatamente; averiguar qué está haciendo llorar a tu bebé; envolverlo en una manta o mecerlo suavemente puede ayudar a calmar tu bebé; y/o cantar una canción de cuna o tocar música suave puede ser relajante. 

Por último, la UNICEF aconseja que seas amable con tus hijos mientras aprenden, pero también contigo mismo/a como madre o padre. El hecho de que algo no haya ido bien hoy o te hayas enojado, no define quien eres como madre o padre. Recuerda las cosas que hiciste bien hoy, aunque parezcan pequeñas.