Crece la solidaridad con Salvemos Jauca en Santa Isabel

Comerciantes locales y líderes cristianos se unen contra la construcción de un hotel en la zona marítimo terrestre

Foto Suministrado

Santa Isabel –  El pasado fin de semana, varios negocios e iglesias de Santa Isabel, colocaron letreros en sus locales en apoyo al colectivo Salvemos Jauca, el cual lleva una lucha contra la pretensión de establecer un hotel en la zona marítimo terrestre de la playa santaisabelina.

Salvemos Jauca ha logrado unir a diversos sectores en su lucha.

Desde residentes de Jauca, organizaciones comunitarias y ambientales de la isla, legisladores y legisladoras estatales y municipales de varios partidos políticos, y congresistas federales, han manifestado su apoyo a la protección del litoral y al acceso público a la playa de Santa Isabel.

Ahora, mediante la campaña “Desarrollemos Santa Isabel, apoyando lo local”, se unen al esfuerzo varios negocios e iglesias de Santa Isabel, para impulsar la segunda fase de la causa por proteger la Bahía de Jauca.

Algunos de los negocios que colocaron el letrero en apoyo a la comunidad son: El Rincón del Pescador, El Ferrocaril, Super Fried Chicken, Agrocentro Los Hermanos, Ferretería Santa Isabel y el Colmado Columpio.

De igual forma, la Iglesia Evangélica Unida de Jauca, colocó el letrero de Salvemos Jauca en su templo, y su pastora, Keila M. Torres Méndez, ha apoyado activamente a la comunidad.

“La iglesia siempre se estará moviendo donde esté la necesidad. Hoy nos unimos a la comunidad para defender nuestra tierra, nuestra playa y nuestra gente. Nosotros somos la iglesia, nosotros somos Salvemos Jauca y nuestro compromiso con Dios y la creación nos obliga a estar aquí y alzar nuestra voz en busca de ser escuchados”, manifestó la pastora Torres Méndez.

También, el P. Carlos Manuel Grullón, párroco de la Parroquia Nuestra Señora de la Monserrate de Salinas, fue nombrado por el Obispo de la Diócesis de Ponce, Rubén Antonio González Medina, como enlace con la comunidad de Jauca para apoyar sus gestiones para proteger la bahía.

“Es una lepra que nos está matando. El hotel que quieren construir en Santa Isabel, ¿Cuánto nos afectará? Esa es otra lepra de unos cuantos que quieren todo para sí, nada para el pueblo. Y eso no lo podemos permitir”, expresó el P. Grullón hace un mes, durante una homilía en la misa dominical.

Según Antonio Colón, miembro de Salvemos Jauca, la nueva campaña busca afianzar el compromiso con los comercios e iglesias, para trabajar de la mano en pro del desarrollo del pueblo.

“Nosotros no nos oponemos a un hotel en Jauca. El gran problema es el lugar, la forma y manera en que esta gente se ha querido quedar con nuestra playa y las mentiras sobre el desarrollo económico que KONTEL dice que traerán. Si hay alguien que necesita apoyo son los pequeños comercios que se han tenido que enfrentar a huracanes, temblores y pandemias. Los comercios del barrio son la primera línea de respuesta ante cualquier embate y merecen nuestro apoyo en todo lo que podamos ayudar”, explicó Colón.

El grupo Salvemos Jauca, que cuenta con profesionales en la Ingeniería, Industria manufacturera, recursos humanos, planificación ambiental, economía, planificación, líderes comunitarios, trabajo social, y biología marina, sellaron su compromiso con los comercios de Jauca y el pueblo de Santa Isabel para ofrecerles su apoyo técnico y relaciones con grupos de gestión comercial.

“No queremos esperar a que se resuelva el asunto del hotel Kontel para comenzar un proyecto de recuperación económica en nuestro barrio y el pueblo de Santa Isabel”, señaló Eieri Osorio Alvarado, facilitador de la organización comunitaria.

“Si algo necesitan los comercios y los residentes de Jauca es que sientan, desde el día uno, que pueden contar con nosotros y para eso estamos. Esto es un primer paso, uno pequeño, pero de gran importancia, porque marcará el comienzo de la unión de todo un pueblo al rescate y conservación de sus tesoros naturales, así como un desarrollo serio y responsable para el barrio Jauca”, añadió.