Covid: la vacuna Oxford ofreció “doble protección”

Ahora, más de 10 mil personas participarán en la próxima etapa de los ensayos a efectuarse en el Reino Unido, así como 30 mil más en los Estados Unidos, 2 mil en Sudáfrica y 5 mil en Brasil.

Foto Suministrada

Investigadores de la Universidad de Oxford creen haber logrado un gran avance en el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus.

Según informan a medios, los ensayos en humanos han mostrado resultados prometedores e, incluso, reveladores, al trascender que la fórmula administrada ha podido proporcionar una “doble protección” contra el virus.

Como explican, las muestras de sangre tomadas de voluntarios en los ensayos de la primera fase han demostrado que la vacuna estimuló al cuerpo a producir anticuerpos y células T.

Estas últimas -un tipo de glóbulo blanco- ayudan a coordinar el sistema inmunitario y pueden detectar cuáles de las células del cuerpo han sido infectadas por elementos externos, para destruirlas.

Durante las pruebas con pacientes, los niveles de células T alcanzaron su punto máximo 14 días después de la vacunación y los niveles de anticuerpos alcanzaron su punto máximo tras 28 días.

El estudio mostró además que el 90 por ciento de las personas desarrollaron anticuerpos neutralizantes después de una dosis y que solo diez personas recibieron dos dosis. Todas produjeron anticuerpos neutralizantes.

La vacuna se basa en una versión debilitada del resfriado común que causa infecciones en los chimpancés y también contiene el material genético de la proteína espiga del SARS-CoV-2, la cepa del coronavirus que causa la enfermedad COVID-19.

¿Es seguro?

De acuerdo al panel de investigadores, el tratamiento bajo estudio es seguro, pero provocó efectos secundarios, aunque ninguno peligroso.

Al tomar la vacuna, estipularon, el 70 por ciento de las personas en el ensayo desarrolló fiebre o dolor de cabeza, algo que podría manejarse con acetaminofén.

“Todavía queda mucho trabajo por hacer antes de que podamos confirmar si nuestra vacuna ayudará a manejar la pandemia de Covid-19, pero estos primeros resultados son prometedores”, comentó a la cadena BBC de Londres la profesora Sarah Gilbert, de la Universidad de Oxford.

¿Los próximos pasos?

Ahora, más de 10 mil personas participarán en la próxima etapa de los ensayos a efectuarse en el Reino Unido, así como 30 mil más en los Estados Unidos, 2 mil en Sudáfrica y 5 mil en Brasil.

También hay llamados a realizar “pruebas de desafío” en las que las personas vacunadas se infectan deliberadamente con coronavirus. Sin embargo, existen preocupaciones éticas debido a la falta de tratamientos.

¿Cuándo circularía?

Es posible que una vacuna contra el coronavirus sea viable antes de que concluya este año, sin embargo, no estará ampliamente disponible.

Se dará prioridad a los trabajadores de la salud y la atención, así como a las personas que se consideran de alto riesgo de Covid-19 debido a su edad o afecciones médicas.

Sin embargo, es probable que la vacunación generalizada sea, como muy pronto, el próximo año, si todo sale según lo planeado.

¿Qué hay con otras vacunas?

La vacuna Oxford no es la primera en llegar a esta etapa. Grupos de investigadores en los Estados Unidos y China también publican resultados similares.

Por ejemplo, la empresa estadounidense Moderna fue la primera en publicar que su vacuna puede producir anticuerpos neutralizantes.

Otras empresas como BioNtech y Pfizer también han tenido resultados positivos al usar su vacuna.

Una similar a la de Oxford, desarrollada en China, también parece prometedora.

En total, hay 23 vacunas contra el coronavirus en ensayos clínicos en todo el mundo y otras 140 en fase de desarrollo temprano.

Sin embargo, todos estos enfoques están en el límite de la ciencia y no se ha demostrado que funcionen antes.

¿El Reino Unido tomará ventaja?

Entretanto, el gobierno del Reino Unido ha alcanzado acuerdos por 190 millones de dosis de diferentes vacunas.

Entre ellas, 100 millones de dosis de la vacuna Oxford hecha de un virus genéticamente modificado, 30 millones de dosis de la vacuna BioNtech / Pfizer, que inyecta parte del código genético del coronavirus; y 60 millones de dosis del coronavirus inactivado Valneva.

Se han pagado a pesar de que no está claro cuál de las vacunas, si es que hay alguna, puede resultar efectiva para inmunizar a una nación con 66 millones de personas.

“Lo que estamos haciendo es identificar las vacunas más prometedoras en las diferentes categorías, o diferentes tipos de vacunas, para que podamos estar seguros de que tenemos una vacuna en caso uno de ellos demuestra ser seguro y efectivo”, agregó a la BBC Kate Bingham, presidenta del Grupo de Trabajo de Vacunas del Reino Unido.

“Es posible que necesitemos diferentes vacunas para diferentes grupos de personas”.

El desarrollo de la vacuna de Oxford es apoyado por el gobierno del Reino Unido y AstraZeneca.

La firma ha llegado a acuerdos para suministrar alrededor de dos mil millones de dosis en todo el mundo, a pesar de reconocer que aún no está seguro de que la vacuna funcione.