Covid-19: Alza dramática de casos en la zona sur dispara las alarmas

En un intento por aplanar la curva, el alcalde yaucano Ángel Luis Torres Ortiz impuso una orden ejecutiva que prohíbe la aglomeración de 10 personas o más en lugares públicos. La directriz excluye los servicios religiosos

Foto Archivo

Solo se necesitaron 13 días.

En las primeras dos semanas del mes de julio, el número de personas contagiadas con Covid-19 se disparó de 215 a 321 en 11 municipios del sur de Puerto Rico, un alza que confirma la propagación acelerada del virus en la zona.

Los 106 casos agregados en ese corto período, además, equivalen a casi la mitad de todos los contagios registrados en la región durante los primeros tres meses y medio de la emergencia (215), de acuerdo a cifras oficiales del Departamento de Salud.

Las mismas confirman que Ponce, Yauco y Juana Díaz son los municipios con los incrementos más contundentes y donde se concentra más del 65 por ciento de los nuevos casos en la región.

El aumento vertiginoso coincide con la más reciente y abarcadora fase de reapertura de comercios, y en particular, con la semana posterior al fin de semana feriado del 4 de julio, cuando miles de puertorriqueños se congregaron en espacios públicos y muchos obviaron, desde recomendaciones hasta protocolos de seguridad.

“Los números no se ven bien. Esto está cada día creciendo más”, admitió la doctora Kenira Thompson García, vicepresidenta de Investigación del Ponce Health and Sciences University (PHSU).

“Desde hace varias semanas se ha visto esto creciendo y no nos debe tomar por sorpresa, porque la reapertura ocurrió muy rápidamente. Se perdió el control y hemos visto cómo muchas personas han dejado de usar las mascarillas y le han perdido el miedo a las aglomeraciones”, describió Thompson García, tras participar en una reunión con la gobernadora el pasado lunes, como parte del Task Force Médico del Sur.

A nivel isla, los casos confirmados de Covid-19 también se han disparado 64 por ciento: de 1,767 a 2,904, desde el primero de julio.

En el mismo periodo, los casos “probables” de Covid-19 igualmente aumentaron de 5,841 a 7,219: un alza de 23 por ciento.

A su vez, a las estadísticas se añadieron 16 muertes, elevando la cifra total de fallecidos por el novel coronavirus a 169.

Confrontada con estos hallazgos, la gobernadora Wanda Vázquez Garced dijo estar dispuesta a reevaluar la reapertura y flexibilización de medidas de seguridad.

Aún así, el pasado lunes sostuvo que no anunciará cambios a su orden ejecutiva hasta el “jueves o viernes” de esta semana, después de reunirse con su “equipo económico”.

Contra el reloj

Los ajustes bajo evaluación, opinó Thompson García, no solo deben incluir directrices para evitar la aglomeración de personas, sino que deberían implementarse de inmediato.

“Quizás hay algunas medidas que pueden esperar a la semana que viene (cuando venza la actual orden ejecutiva), pero entiendo que hay algunas cosas que se van a tener que implementar ya, porque no podemos seguir dejando pasar los días”, puntualizó.

“Por ahí viene el fin de semana y sabemos que ahí es que se pierde un poco más el control”.

Alarma en Yauco

Por su parte, el alcalde de Yauco, Ángel Luis Torres Ortiz, implementó el pasado lunes una orden ejecutiva municipal para obligar a los restaurantes y negocios que venden bebidas alcohólicas a limitar su servicio a carry out, tras confirmarse un nuevo brote de casos en la localidad.

La medida, además, prohíbe los eventos públicos que propicien la aglomeración de 10 personas o más y la reuniones de 10 personas o más en espacios cerrados.

Esta directriz excluye los servicios religiosos, donde según el alcalde, sus participantes están cumpliendo con medidas de protección y distancimiento físico.

Negocios que incumplan con la nueva orden ejecutiva municipal, aseguró, se expondrán a la revocación de su patente y el cierre del local.

Solo en los primeros 13 días de julio, el número de casos en Yauco se duplicó, de 23 a 45.

“Hasta hace dos semanas, no habíamos tenidos casos nuevos por casi dos semanas. Este brote que ha surgido nos obliga a tomar estas medidas”, reiteró el alcalde.

“Los ‘chinchorros’ están recibiendo mucho público, pero muchas personas no están siguiendo los protocolos de seguridad y se le sale de control a los dueños de los negocios. Por eso es que queremos volver al carry out, para que no se aglomeren personas en estos espacios”, continuó.

La pasada semana, además, se confirmó el diagnóstico de 15 personas que arrojaron positivo a Covid-19, luego de compartir durante una reunión familiar en Yauco donde estuvieron presentes viajeros procedentes de los estados de Florida y Texas.

Aunque no estableció restricciones adicionales al toque de queda, Torres Ortiz exhortó a la gobernadora a restituirlo para las 7:00 de la noche y a implementar limitaciones a las concentraciones de personas en el resto de la isla.

Alzada de casos en Ponce

Simultáneamente, Ponce se mantuvo como el segundo pueblo con más casos confirmados fuera de la zona metropolitana, con 94. Le iguala Mayagüez y solo es superado por Caguas (97).

Desde el primero de julio, allí los contagios han aumentado en 54 por ciento.

Más aún, Ponce presenta el quinto lugar entre los municipios con tasa más alta de resultados positivos por pruebas realizadas: 3.4 por ciento. Solo lo superan San Juan, Bayamón, Carolina y Caguas.

Este solo hecho, a juicio de Thompson García, es razón suficiente para descartar cualquier plan a corto plazo que permita retomar vuelos en el Aeropuerto Mercedita.

La Autoridad de los Puertos había anunciado su intensión de reabrir los aeropuertos regionales el pasado 6 de julio. Sin embargo, pospuso su reactivación hasta el mes de agosto.

“No hay razón para estar montándose en un avión ahora mismo y abrir el aeropuerto (Mercedita) ahora, solo nos expondría a más contagios”, advirtió la doctora.

Vecinos en fila

En Juana Díaz, el número de casos también aumentó de 26 a 40 (53 por ciento), colocándose como el tercer municipio con más contagios confirmados en la zona sur.

A este le sigue Guánica (22), Guayanilla (18), Villalba (15), Peñuelas (13), Salinas (12) y Guayama (9).

Coamo es el único municipio sureño que no ha reflejado un aumento en casos durante las pasadas dos semanas, de acuerdo a cifras del Departamento de Salud, manteniéndose con cinco casos confirmados.

En Santa Isabel se han reportado solo tres casos, con una tasa de positivos por pruebas realizadas de 0.1 por ciento.