Corrección realizará pruebas masivas a todos los confinados y empleados

Comenzarán administrando las pruebas rápidas a cerca de 9,000 confinados que integran la totalidad de la población correccional

foto: EFE / Thais Llorca

SAN JUAN – El Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR), el Departamento de Salud y Physician Correctional, proveedor de servicios de salud correccional, permitirá realizarles pruebas a todos los miembros de la población correccional de Puerto Rico, así como a los oficiales de custodia y empleados civiles que laboran en las instituciones, se informó el viernes.

Según explicó el secretario de Corrección, Eduardo Rivera Juanatey, se comenzará administrando las pruebas serológicas (rápidas) a los cerca de 9,000 confinados que integran la totalidad de la población correccional.

“Ante la magnitud del impacto y debido a que contamos con 32 instituciones alrededor de la Isla, el proceso de toma de muestras se realizará por fases. Este ya comenzó en el Centro de Tratamiento Social de Ponce y en la Institución 448 de Bayamón. A estas se suman las que llevamos realizando desde el 8 de abril a todos los nuevos ingresos que a diario recibimos en el Centro de Ingreso, Diagnóstico y Clasificación, también en Bayamón. Este proceso de realización de las pruebas serológicas está a cargo de Physician Correctional”, añadió el funcionario en declaraciones escritas.

“Aquellos que tras las pruebas arrojen resultado positivo, serán sometidos al examen molecular, por parte del Departamento de Salud para corroborar la certeza del resultado original de la prueba rápida. Igualmente, todos los empleados del sistema correccional estarán siendo enviados al Departamento de Salud para tomarles la prueba molecular conforme a los programas ya anunciados por dicha entidad gubernamental para los primeros respondedores. No obstante, estaremos coordinando para que, a los complejos más grandes, se pueda movilizar personal del Departamento de Salud para tomar las muestras directamente en nuestras instalaciones, conforme a los recursos disponibles para ello”, detalló el titular del DCR.

Rivera Juanatey señaló, además, que en los pasados días han identificado una serie de casos asintomáticos, tanto en algunos de los empleados, como en la plantilla de las empresas privadas que rinden servicios esenciales a la población correccional.

“Ello es muestra de que, al igual que el resto del mundo, no estamos exentos de sufrir contagios en nuestro escenario laboral de más de 6,000 empleados. Conforme a esta realidad, fue que solicitamos asistencia del Departamento de Salud para poder realizar este tipo de impacto a gran escala, con el objetivo de tener una muestra completa del sistema correccional y evitar al máximo los contagios. Ello nos permitirá, sobre todo, identificar esos asintomáticos que pasan los cernimientos de temperatura que implementamos desde un principio en la entrada de todas nuestras instalaciones. El objetivo es poder impactar a todos los componentes del sistema y tener un panorama claro para prevenir el contagio dentro de las instituciones, tanto entre confinados como entre empleados.  De este modo, podemos ser más efectivos en la protección de la población correccional, así como en el uso de nuestros recursos con miras a proteger la salud del componente correccional ante este enemigo invisible que representa una amenaza en todas las esferas sociales, incluyendo los sistemas penales del mundo entero”, dijo Rivera Juanatey.

El secretario del Departamento de Salud, Lorenzo González Feliciano explicó que su agencia asignó la cantidad de pruebas necesarias para cubrir a toda la población correccional.

“La semana pasada comenzamos con la población juvenil en el Centro de Tratamiento Social de Ponce y en el Centro Médico Correccional. Además, las pruebas a empleados civiles y oficiales de custodia se realizarán por fases, bajo el programa de primeros respondedores del Departamento de Salud. Continuaremos trabajando en conjunto con el secretario del Departamento de Corrección para atender a esta población responsablemente y prevenir contagios por COVID-19 en estas instituciones”, agregó el titular de Salud.

Por su parte, el presidente de Physician Correctional, Dr. Raúl Villalobos, indicó que el proceso se dividirá en dos etapas.

“Primero se realizarán pruebas rápidas entre los miembros de la población. A los que arrojen positivo, se les realizará una segunda prueba, en este caso molecular, para validar los resultados. Ya se inició con la administración de pruebas serológicas a todos los jóvenes transgresores del CTS de Ponce, los confinados de la Institución 448 de Bayamón y estamos realizándolas a los miembros de la población correccional del Centro Médico Correccional”, indicó el galeno.