Convierten aventura familiar en proyecto del séptimo arte

Con un presupuesto limitado, han podido visitar decenas de lugares turísticos y promover la unidad familiar.

Fotos: Florentino Velázquez

Tres hermanos de clase media se reunieron un día buscando ideas para “sobrevivir” un verano sin tener que gastar mucho en campamentos para entretener a sus hijos.

Así surgió la idea de iniciar un proyecto: un vídeo casero con los siete primos, cuyas edades entonces fluctuaban entre los seis y 12 años.

El entusiasmo se apoderó de todos y empezaron a saltar ideas, sin sospechar que dos años después estarían concluyendo una película de casi una hora y media de duración.

Esto sin contar la mejor parte: una familia más unida y una nueva generación de jóvenes con mayor liderazgo, valores y ganancia intelectual.

Juan Francisco Javier Velázquez Romero, un confeso aficionado de los efectos especiales mediante una aplicación desde su teléfono celular, tendría 38 años de edad cuando en verano de 2015 escribió las primeras líneas del libreto para este proyecto casero y su “casa productora”, que llamó JFJ Films.

La meta entonces era salir en familia todos los fines de semana y visitar un destino diferente de la isla, bajo el incentivo de crear un cortometraje de 15 minutos. En el trayecto, los niños conocerían excepcionales escenarios de Puerto Rico como el Faro de los Morillos en Cabo Rojo, la playa Crashboat en Aguadilla y el Fortín de El Morro en el Viejo San Juan. ¡Esas vacaciones prometían una agenda divertida y cargada de aventura!

“La idea siempre fue grabar un máximo de dos horas y luego el resto del día era para pasarlo en la playa o en el Parque de las Ciencias, o donde estuviéramos para disfrutarlo. La norma era que tenía que ser divertido”, explicó Juan FJ, creador del concepto, libreto y edición del proyecto Happy Siblings Productions.

Es así que, los tres hermanos, viniendo de una generación “ochentosa”, siguieron ejemplos de sus películas favoritas, como Los Viajeros, Jurassic Park, The Terminator, Star Wars y The Goonies, entre otras.

“Siempre nos gustó el teatro, pero nunca lo practicamos. Estamos sacando ese niño interior con nuestros hijos”, puntualizó Frances, la menor de los tres hermanos y maestra de profesión, pero quien en el proyecto familiar funge como “productora ejecutiva”, coordinando la logística de toda la agenda fílmica y turística en familia.

“Todo es integración familiar, unidad familiar, haciendo algo creativo y diferente”, agregó. “Evelyn (hermana e ingeniera) es como el genio en tecnología y fotografía, yo hago que todo corra. Me encargo del itinerario y a qué partes de Puerto Rico vamos a ir”, explicó Frances.

“Queremos que ellos valoren los lugares de Puerto Rico. No somos personas muy adineradas, sin embargo hay cosas que podemos hacer en nuestra propia isla y que no conllevan tanto dinero, así es que en este proyecto familiar incluimos valores y apreciación de las artes y el amor patrio”, recalcó.

Llena de acción, aventura y efectos especiales

Entonces, nació del imaginario de Juan FJ la trama de Travellers, un corillo de niños que encuentran un teléfono móvil con tecnología tan avanzada que es capaz de transportarlos en el tiempo.

El aparato había sido enviado por otros niños del futuro, en un intento por que les rescataran de robots invasores que querían acabar con la humanidad.

Con el libreto listo y un presupuesto moderado, Juan FJ, quien es ingeniero industrial y sus dos hermanas, Frances y Evelyn, respectivamente, emprendieron el sueño que sustituiría un campamento de verano para sus hijos, a cambio de pasarla bien en familia y ahorrarse algo de dinero.

“La primera vez hice el libreto completo y se lo di a mis hermanas y a los nenes”, explicó Juan FJ, destacando que ya para el segundo capítulo de la película, Travellers II, los niños aportaron ideas al libreto.

Fabián Negrón, Natalia Echevarría, Gabriel Velázquez, Gabriel Echevarría y Javier Velázquez  protagonizan Travellers (Viajeros: una parodia sobre nuestras películas favoritas). Y así como la torre de los Teen Titans, la Cruceta del Vigía en Ponce hace las bases del Centro de Mando del Escuadrón Y, Sector Z, ubicación para los agentes del servicio secreto en la trama del filme.

“Hicimos una premier en mi casa en el 2015. Pusimos una pantalla grande afuera y fue un éxito. Otros jóvenes quisieron añadirse, así es que en el 2016 se nos unieron dos más y este año tenemos a cuatro adicionales. Además, vamos a incluir a los abuelos y tíoabuelos”, adelantó Frances sobre la secuela que promete más drama.

Todas las fotografías y vídeos del proyecto fílmico son capturadas desde un teléfono celular. La edición y los efectos especiales son logrados con Green Screen y CGI (imágenes generadas por computadora) mediante la versión económica del software Adobe Premier (Elements).

Incluso, incluye escenas de guerra en el Espacio, Saturno y otros lugares de la Tierra, fascinantemente bien logradas.

Mas como recalcan los adultos, en este ejercicio del séptimo arte los menores han estado expuestos a elementos como el amor, la seguridad y autoestima, la unidad y valentía, entre otros.

“Tratamos de llevar (el mensaje) en ellos de que todo es posible. Que aunque son niños regulares, pueden luchar por lo que sea”, acotó Frances.

El capítulo final, titulado Travellers III, ronda los 50 minutos de duración. Se empezó a grabar este sábado en Ponce y se espera esté listo entre noviembre y diciembre de este año.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.