Consejos para ahorrar para el pronto hipotecario

Foto suministrada

Si estás en el proceso de comprar tu primer hogar, sepa que te estás embarcando en una aventura muy importante que marca el inicio de una nueva etapa en tu vida. 

Para lograr esa meta tan anhelada es sumamente importante que comiences a ahorrar en busca de alcanzar tus objetivos. 

La Asociación de Bancos de Puerto Rico (ABPR) quiere ayudarte a que consigas tu propósito compartiendo contigo una serie de consejos útiles. 

En primer lugar, aconseja poner tus finanzas al día. Coteja tu nivel de endeudamiento y haz una evaluación de tus gastos mensuales. Recuerda incluir la partida de ahorros y otros compromisos recurrentes que tengas durante el año. Este análisis te ayudará a determinar a cuánto puede ascender el pago de hipoteca. Según algunos expertos, el pago de la hipoteca no debe exceder el 35% de tu ingreso bruto. 

En segundo lugar, recomienda determinar tu objetivo. Tener una idea de cuánto sería el pago mensual de hipoteca, a su vez te ayudará a definir el monto total aproximado de la propiedad que puedes adquirir de acuerdo a tu presupuesto. Una vez tengas esta cifra, puedes ir calculando la cantidad que necesitarás para el pronto de tu préstamo hipotecario. 

Tradicionalmente, las instituciones financieras recomiendan aportar un pago inicial que represente entre 5 a 20 por ciento del valor de la propiedad que deseas comprar. Esto va a depender del tipo de préstamo o producto hipotecario. 

En tercer lugar, insta a preparar un presupuesto. Tomando en cuenta las cifras disponibles, elabora un presupuesto y una agenda de ahorros que te sirva de guía para alcanzar tu meta en el tiempo que has establecido. 

Al prepararlo, establece una cantidad realista que puedas ahorrar mensualmente para la compra de la propiedad. Los expertos recomiendan abrir una cuenta de ahorros exclusivamente para la compra de una propiedad y que hagas tus aportaciones mediante depósito o transferencia automáticos.  

En cuarto lugar, exhortan a buscar aportaciones extra. Puedes aumentar la cantidad disponible para el depósito hipotecario reduciendo algunos de tus gastos mensuales. Coteja la posibilidad de hacer cambios en los planes de servicios mensuales (cable tv, Internet, telefonía residencial o celular, o algunas primas de seguros) que te permitan ahorrar un poco más para el pronto o alcanzar tu meta en menos tiempo.

En quinto lugar, te invitan a orientarte. Algunas instituciones financieras e hipotecarias, así como agencias gubernamentales cuentan con programas de orientación para las personas interesadas en comprar su primera propiedad. Visita la sucursal de tu banco y explora alternativas disponibles para encontrar la opción que mejor se ajuste a tus necesidades.  

En sexto y último lugar, aconsejan mantenerte motivado. Ahorrar para el pronto de tu primer apartamento o casa es una tarea que requiere un gran compromiso y puede causar mucho estrés. Para que no pierdas el impulso, establece pequeñas metas dentro del tiempo establecido y recompénsate cuando las alcances. Sal a comer con tu pareja o comparte con tus amigos para que celebren junto a ti este importante proceso.