Conozca cómo puede ayudar a disminuir el avance de la Trata Humana

Foto: Maria Charitou on Visualhunt

Puerto Rico – Febrero es el Mes de la Orientación y Prevención contra la Trata Humana y, aunque está llegando a su final, nunca es tarde para detenerse a reflexionar sobre esta problemática y cómo ayudar a prevenirla. 

La Comisión de Derechos Civiles del Estado Libre Asociado de Puerto Rico creó una guía sobre este tema titulada Trata Humana: El segundo crimen más lucrativo en el mundo. En la misma hace un resumen de la situación en Puerto Rico y qué se puede hacer para concientizar sobre este crimen. 

La Trata Humana mina la dignidad del ser humano y denigra a la persona al nivel de mercancía. Según la guía, en Puerto Rico se han documentado casos de ciudadanos indocumentados que son contratados para la industria de la construcción y no reciben la paga que se les ofrece por hacer el trabajo; y son amenazados con ser deportados cuando le reclaman a quienes los contrataron. 

La Trata en Puerto Rico también ha sido identificada y documentada en casos de mujeres extranjeras cautivas que son obligadas a la explotación sexual como pago por entrar y permanecer en la Isla. 

Otras manifestaciones más cotidianas incluyen explotar a los menores a pedir dinero en los semáforos, trabajos de menores en tareas domésticas y agrícolas, distribución y venta de drogas, así como en otras actividades ilícitas. 

En la Isla se reportan casos de Trata Humana, pero por el mismo desconocimiento generalizado sobre este mal no se identifican como tal. Aquí existe una incidencia de tráfico humano tanto para las mujeres y menores de edad. Todas sus modalidades persiguen la explotación del ser humano. 

Este fenómeno se observa de otras islas caribeñas y en el interior de la Isla, tanto con el propósito de explotación sexual, así como en términos generales de ciudadanos extranjeros, para fines de explotación laboral. Países tan cercanos como República Dominicana y Haití son, al igual que Puerto Rico, lugares de origen, tránsito y destino para la trata de hombres, mujeres y niños. 

La Trata se manifiesta, no solo en la migración, se presenta en casos de incesto, violencia doméstica, en hogares sustitutos, en los puntos de drogas,  damas de compañía, trabajadoras domésticas, en locales para entretenimiento de adultos, prostitución forzada y en la pornografía infantil. 

Se estima que un alto número de los trabajadores de los puntos de droga son menores, pues para los dueños de los puntos de droga, resulta rentable usar menores para traficar debido a que luego son juzgados como menores. 

 

Recomendaciones prácticas para evitar el avance de la Trata

  • Documentar el problema “invisible” de la Trata Humana en la sociedad puertorriqueña.
  • Educar desde una perspectiva que genere un acercamiento genuino y dramático al tema de la Trata Humana en Puerto Rico. 
  • Desarrollar actividades e iniciativas que estimulen la valoración de las libertades y derechos fundamentales. 
  • Mayor supervisión en hogares sustitutos. Tener como norte la prevención, la concienciación y la educación. 
  • Establecer los protocolos necesarios para garantizar los derechos de las víctimas post explotación.

Con estas iniciativas se estará contribuyendo a erradicar la falta de conciencia sobre la existencia de este mal y sobre su relevancia en la realidad puertorriqueña.