Conozca cómo denunciar problemas con los productos contra pulgas y garrapatas

Foto: Visualhunt

Más que una simple molestia, las pulgas y garrapatas, pueden causar daños graves a las mascotas. Es por eso que es importante conocer el uso indicado sobre los productos para combatir estos parásitos de forma segura. De igual forma, también es importante saber cómo reportar cualquier irregularidad con estos productos. 

Los productos contra pulgas y garrapatas para las mascotas están regulados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) o por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés). La FDA y la EPA tienen un comité interinstitucional que evalúa los productos caso por caso para determinar la agencia reguladora adecuada.

La FDA es responsable de aprobar los medicamentos para animales y regula los productos contra pulgas y garrapatas que se administran por vía oral, incluyendo píldoras, masticables y líquidos para ingerir, o por inyección. 

Por su parte, la EPA, con algunas excepciones, regula los productos que se aplican a las mascotas por vía tópica, es decir, sobre la piel o el pelo de las mascotas. Esto incluye champús, collares, polvos, aerosoles y los productos contra pulgas y garrapatas.

La agencia correspondiente basa su evaluación en un examen exhaustivo de la información detallada sobre la seguridad y la eficacia del producto. Esta información es proporcionada por el fabricante, que debe demostrar que el medicamento o pesticida cumple las normas de seguridad vigentes para proteger: al animal, a las personas en contacto con el animal, y el medio ambiente.

El fabricante también debe demostrar que el medicamento o pesticida tiene el efecto declarado, y el producto debe llevar una etiqueta específica para que pueda utilizarse de forma segura y eficaz.

A pesar de que los productos contra pulgas y garrapatas se utilizan con mucha frecuencia en mascotas de distintos tamaños, edades y perfiles de salud -según las indicaciones de la etiqueta- sin problemas, pueden producirse efectos secundarios. 

Los consumidores pueden informar de los efectos secundarios tanto a la FDA como a la EPA, así como a los fabricantes de los productos. Por ello, es bueno conservar el envase del producto para tener la información de contacto del fabricante, así como detalles como el número de lote.

Usted puede saber qué agencia regula el producto revisando el envase. Para los productos regulados por la FDA, busque las letras “NADA” o “ANADA”, seguidas de un número de seis dígitos con este formato: NADA-xxx-xxx o ANADA xxx-xxx. 

Los productos regulados por la EPA tienen un número de registro de la EPA: EPA Reg. No. xxxxx-xxxxx. Estos números ayudan a identificar el producto exacto mejor que el nombre del producto por sí solo. 

Para reportar problemas con los productos contra pulgas o garrapatas aprobados por la FDA, póngase en contacto directamente con el fabricante del medicamento (vea la información de contacto en la etiqueta del producto) o informe al Centro de Medicina Veterinaria de la FDA mediante el formulario FDA 1932a. Para más información, visite www.fda.gov/reportanimalae.

Para denunciar problemas con los productos regulados por la EPA, póngase en contacto directamente con el fabricante (vea la información de contacto en la etiqueta del producto), con la EPA o con el Centro Nacional de Información sobre Pesticidas

Si su mascota necesita atención médica inmediata, llame a su veterinario local o a una clínica local de emergencias para animales.