Conoce las principales ventajas de la crianza en brazos

Foto: Visualhunt

Desde 2008, cada primera semana de octubre se celebra en varios países la Semana Internacional de la Crianza en Brazos, con el propósito de educar a las personas, sobre todo a los padres primerizos, sobre las muchas ventajas que acarrea el criar al bebe cercano a ellos.

Es muy común escuchar por parte de las abuelas y los amigos, la famosa frase de que si coges mucho al bebé en brazos lo malcrías, pero en realidad, los estudios han demostrado que los niños que son porteados, presentan mucha más seguridad, son más tranquilos y más que nada, desarrollan un apego saludable con sus padres. 

El porteo es la forma más antigua de llevar al bebé a todas partes. En la antigüedad no existían coches o sillas para trasladar al niño, pero los brazos de mamá y papá, siempre han estado allí más que dispuestos para tomar al pequeño, brindarle cariño y seguridad. 

Es más, Elvira Porrés, autora del libro Tócame, mamá. Amor, tacto y nacimiento sensorial, asegura que, si las necesidades de contacto de los niños no son satisfechas a temprana edad, el niño arrastrará toda su vida la impresión de no ser amado.

Principales ventajas de la crianza en brazos 

  • El bebé tiende a llorar mucho menos.
  • Favorece y facilita la lactancia materna.
  • Mejora el desarrollo cerebral, ya que se expone al niño a mayor número de estímulos.
  • Promueve el buen desarrollo físico del niño.
  • Favorece el vínculo afectivo entre el bebé y la persona que lo portea.
  • Alivia los cólicos del lactante, gracias al movimiento que realiza la persona que lo traslada.
  • Disminuye el reflujo, porque estimula la digestión del bebé.
  • Ayuda a disminuir las posibilidades de estreñimiento durante los primeros meses de vida.
  • El niño tiende a dormir mejor y por mayor periodo de tiempo.
  • Portearlo, también trae el beneficio de dejarnos las manos libres sin tener que separarnos de nuestro angelito.

Si tienes un bebé, la mejor forma de celebrar esta festividad es llevar a tu niño a todas partes en una mochila ergonómica o un fular. Pero también puedes educar a otras mamás sobre los beneficios del porteo, asesorarte sobre cual es el tipo de mochila adecuada para cada etapa de la vida de tu bebé o asistir a conferencias dadas por organizaciones que apoyen la crianza en brazos.