Confirmado: ponen en venta el solar del bosque urbano El Samán

Luego de años de controversia, Walgreens San Patricio ha desistido del plan para levantar en ese solar otro de sus locales comerciales.

Foto suministrada

La instalación de dos letreros a un extremo del bosque urbano El Samán parece indicar que la cadena de farmacias Walgreens ha optado por tirar la toalla y desistido del plan para levantar otro local comercial en Ponce.

Luego de años de protestas y litigios en los tribunales, los rótulos incados a un costado de la Avenida La Ceiba anuncian que el terrero está a la venta.

Cuando Walgreen San Patricio decidió levantar allí la octava farmacia de la cadena en la ciudad, se gestó un movimiento cívico de resistencia que, incluso, levantó en el solar un campamento de protesta cinco años atrás, desde el cual se reclamaba la protección del bosque urbano.

“Esto es una victoria para el pueblo y para todas las personas que participaron en la lucha para proteger El Samán”, sentenció el abogado y portavoz del Comité Amigos de los Árboles (COAMAR), Martín González Vázquez, al conocer la noticia.

“Esta fue una controversia que trascendió a nivel nacional y tuvo repercusiones en la forma en que se llevan las luchas para proteger los árboles en Puerto Rico”, añadió.

Tras años de encontronazos, la controversia en El Samán se recrudeció el viernes, 30 de mayo de 2014, fecha en la que personal contratado por Walgreens San Patricio taló casi una decena de árboles maduros en el predio, al filo de la medianoche y excediendo los permisos concedidos.

La tala fue prontamente detenida por un grupo de ciudadanos -en su mayoría estudiantes universitarios- que se recreaba en un local comercial cercano y que se antepuso a la maquinaria pesada, tras presenciar la destrucción.

Pocos días después, COAMAR y los propietarios de la Farmacia Lorraine radicaron un recurso legal contra Walgreens San Patricio, donde enumeraron múltiples violaciones.

A raíz de esto, en febrero de 2015 el Tribunal de Apelaciones revocó el permiso de corte y poda de árboles concedido, invalidando a su vez una decisión de la ya extinta Junta Revisora de Permisos y Usos de Terrenos.

Otra demanda radicada posteriormente (mayo de 2015) por un colectivo de ecologistas y ciudadanos que reclamaban el pago de $3 millones por los daños ocasionados en El Samán, fue desestimada por el Tribunal de Primera Instancia en Ponce.

“La lucha por el Samán y el repudio a la tala de 300 árboles en Plaza del Caribe ayudaron a crear conciencia sobre la protección a los árboles en esta ciudad”, agregó González Vázquez. “Quedó demostrada la importancia de que la ciudadanía asuma esa defensa, porque el Gobierno no lo va a hacer”.

A raíz de los vehementes reclamos por la tala en El Samán, en agosto de 2014 se aprobó el Proyecto de la Cámara 2031 que enmendó la Ley de Bosques de Puerto Rico y prohibió el corte de árboles, tanto en fines de semana como después de las 6:00 de la tarde.

Impunidad latente

Aún así, el abogado Rolando Emannuelli Jiménez, representante legal de la Farmacia Lorraine, recordó que a cinco años de la destrucción de árboles en El Samán ninguna entidad gubernamental ha impuesto sanciones a Walgreens San Patricio, más allá de la revocación de los permisos.

“Nunca hubo una acción del gobierno relacionada al corte ilegal que se realizó”, sentenció. “Esa tala se hizo tarde en la noche, a espaldas de la ley y del pueblo. Se pudo detener, porque nos avisaron y todos cayeron ahí, pero hicieron mucho daño al bosque y las agencias que se supone tomaran acción no lo hicieron”.

“La comunidad debe estar vigilante”

Por otro lado, Emmanuelli Jiménez atribuyó la decisión de venta del solar a la pérdida de viabilidad del proyecto propuesto y al deterioro de la economía local.

“Con poner la propiedad a la venta se confirma que el desarrollador no va a continuar con el trámite de hacer una nueva farmacia Walgreens, pero ahora existe el potencial de que venga otro desarrollador, con algún otro proyecto, y la comunidad debe estar vigilante”, dijo Emmanuellli Jiménez.

“Hay interés en los sectores ecologistas de proteger estos bosques urbanos para mantenerlos como un pulmón. Ante lo que estamos viendo con el calentamiento global, es necesario tratar de mantener el máximo de áreas verdes para contrarrestar estas consecuencias”, añadió.

Urge retomar el corredor ecológico

A tono con esto, el portavoz de COAMAR destacó la importancia de que el Gobierno Municipal de Ponce rescate la propuesta para designar El Samán como una zona protegida.

El 8 de abril de 2013, 13 meses antes de los destrozos en El Samán, el legislador municipal del Partido Independentista Puertorriqueño, Justiniano Díaz Maldonado, radicó una proyecto ante la asamblea local para declarar un predio de la ciudad como corredor ecológico. El mismo incluía a El Saman.

El corredor comprendería la zona verde de la avenida La Ceiba, desde la PR-2 hasta la intersección con el Bulevar Miguel Pou, así como el segmento de la Avenida Ednita Nazario, desde el Bulevar Miguel Pou hasta la Avenida Las Américas.

Asimismo, el espacio del Ponce By Pass, desde la Avenida Eduardo Ruberté hasta la intersección con la Avenida La Ceiba, y del Bulevar Miguel Pou hasta el Parque del Tricentenario, entre otros espacios.

En ese corredor, se prohibiría destruir, mutilar, descortezar o talar árboles. Cualquier violación resultaría en una pena de hasta tres años de cárcel, una multa de $25 mil y costos de restitución.

La medida, empero, fue engavetada.

Díaz Maldonado volvió a someter el proyecto en enero de 2017, solo para que la administración municipal y la mayoría novoprogresista en la Legislatura Municipal lo volvieran a ignorar.

“El hecho de que ahora mismo no hay un proyecto de desarrollo en el bosque y ante el peligro de que venga otro desarrollador a querer hacer un proyecto ahí, me parece que es el momento para que el municipio haga una disposición para la creación y protección de los bosques urbanos y los corredores ecológicos”, plateó Emmanuelli Jiménez.

“Es imperativo ampliar las áreas verdes en Ponce. En eso se nos va la vida. El municipio tiene las herramientas para hacerlo, lo que hay que ver es si tiene la voluntad para hacerlo”, sentenció.

La Perla del Sur intentó una reacción de la compañía JLL Puerto Rico Realty & Co., empresa que figura como contacto para la venta del solar donde ubica El Samán, pero a la hora del cierre no obtuvo respuesta.

Junio de 2014