Mal manejo agudiza la crisis en Ponce

La administración de la alcaldesa María Meléndez Altieri volvió a gastar millones de dólares por encima de sus recaudos, incurriendo en otro déficit operacional y profundizando aún más la alarmante deuda municipal de Ponce, revela el más reciente informe de auditoría comisionado por el ayuntamiento.

Como detalla el Single Audit correspondiente al año fiscal 2013-2014, la administración municipal gastó en ese período sobre $107 millones, $12.9 millones más de los ingresos reales del ayuntamiento e, incluso, más de lo que aprobó la Legislatura Municipal.

Esto a pesar de reiteradas amonestaciones de la Oficina del Contralor y advertencias de economistas. Asimismo, a pesar de los polémicos recortes de jornada que redundarían en millones de dólares en ahorros al municipio.

“La sobrestimación de ingresos y el incurrir en obligaciones sin tener el crédito disponible ha llevado al Municipio a operar con déficit”, precisa la auditoría de 133 páginas obtenida por La Perla del Sur y certificada el 17 de abril por la firma de contables López-Vega CPA.

Sin mejoría en la deuda y el déficit

Por consecuencia, al cierre del año fiscal 2013-2014 la administración municipal actual incrementó a $38.8 millones su déficit acumulado.

En el año fiscal anterior, el Gobierno Municipal de Ponce ya figuraba con la insuficiencia más alta de todos los ayuntamientos del país, al acumular $36.2 millones de déficits.

La auditoría además certifica que la deuda a largo plazo de la alcaldía ponceña se elevó a $325.6 millones, cifra que refleja un incremento neto de $4 millones en comparación con el año 2013 y $102.6 millones más que en el 2008.

Asimismo, revela que al 30 de junio de 2014 el ayuntamiento arrastraba una deuda de $10.4 millones con varias agencias del gobierno, incluyendo $6.6 millones con la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados y $1.2 millones con la Administración de Sistemas de Retiro.

Esto aun después de haber recibido $10 millones de un préstamo -en octubre de 2013- para cubrir incumplimientos de pago con agencias y suplidores.

Como recientemente reseñó La Perla del Sur, hasta el pasado mes de febrero la deuda con la AAA se disparó a $9.1 millones y la deuda con Retiro alcanzó los $6 millones, para un total de $15.1 millones, solo en estas dos agencias.

Sin atención a controles

Por otra parte, la auditoría reafirma que los problemas con procesos de contabilidad y controles internos continúan en el ayuntamiento ponceño.

También apunta a deficiencias en el manejo y monitoreo de varios programas federales, incluyendo HUD, Head Start, Sección 8 y CDBG.

Señalamientos similares han sido divulgados en auditorias previas, sin que la administración municipal actual atienda satisfactoriamente la situación.

“Los errores y horrores en la contabilidad continúan en el Municipio de Ponce. No hay voluntad para hacer los cambios y los ajustes”, sentenció en entrevista con este semanario el abogado, CPA y exadministrador de la Ciudad, Arturo Picó Valls.

“Ni siquiera le están haciendo caso a las recomendaciones de los mismos auditores externos que ellos contratan”, añadió.

Un espejismo

Por otro lado, Picó Valls observó que el patrón de gastos en el ayuntamiento contrasta con el discurso público de la alcaldesa, quien ha pregonado una “estrategia” de austeridad.

“Esta administración ya lleva seis años administrando y no ha podido tener un año que no tenga déficit significativo. No han podido hacer un solo presupuesto balanceado”, señaló.

“Este informe lo que hace es confirmar que la Alcaldía de Ponce no está tomando en serio el hacer presupuestos que se ajusten a la realidad económica de la Ciudad. Están enajenados de la realidad”, insistió.

“La alcaldía está en quiebra y están gastando como si tuvieran superávit”.

No cuadra

De igual modo, el exadministrador de la Ciudad observó que la multimillonaria insuficiencia registrada en el año fiscal 2013-2014 ocurrió aun cuando en ese periodo Meléndez Altieri impuso a los empleados municipales una reducción de jornada de dos días al mes, para ahorrar en el pago de nómina.

“Esto da al traste y desmiente todo lo que la alcaldía de Ponce ha hablado sobre ajustes económicos. La realidad es que el único ajuste que han hecho es reducirle la jornada laboral de los empleados municipales”, concluyó.

Desde el pasado 5 de marzo, La Perla del Sur ha solicitado entrevista con la Alcaldesa de Ponce por conducto de su director de Prensa, Gerardo Vázquez Ortiz. No obstante, a dos meses de que se sometiera la petición por escrito, el ayuntamiento se ha negado a fijar fecha para la misma.

Lea ademas: Ponce: se contraen patentes y permisos

6 de mayo de 2015