Se mantiene recorte de jornada en Ponce

En una oración lo resumió. Durante su más reciente Mensaje de Presupuesto, la alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri, anunció que el recorte a 20 horas semanales impuesto en julio de 2014 a más de 1,300 empleados municipales se mantendrá vigente indefinidamente, ante problemas de insolvencia.

“La reducción de jornada laboral actual se mantiene para evitar despidos”, justificó la Primera Mandataria Municipal en su única referencia al tema durante un discurso de 45 páginas que se extendió por casi dos horas.3

El mismo se ofreció el pasado jueves, 28 de mayo, en el Complejo Ferial Juan H. Cintrón, luego de semanas de silencio y especulaciones sobre la fecha y lugar.

En su mensaje, la Alcaldesa adjudicó al Gobierno Central la culpa de la debacle fiscal municipal. Asimismo, y de forma destemplada, atacó la fiscalización de la prensa regional, así como a sus potenciales rivales políticos.

Sin cambios mayores

Durante su discurso, Meléndez Altieri hizo mención de recortes en gastos operacionales, contrataciones externas y relaciones públicas, en comparación con el año fiscal 2008-2009.

Aun así, presentó un presupuesto de $94.5 millones para el año fiscal 2015-2016, el cual únicamente refleja una reducción de $2,757, si se compara con el vigente.

El nuevo presupuesto, indicó, está basado en una proyección de ingresos de $94.5 millones para el 30 de junio de 2015. Hasta el pasado, 31 de marzo, empero, los ingresos municipales ascendieron a $70 millones, según expresó.

Meléndez Altieri además sostuvo que el ayuntamiento conserva un margen prestatario de $22.5 millones, lo que le permite buscar préstamos en la banca pública y privada.

En la más reciente auditoria externa (Single Audit) pagada por la alcaldía y preparada por la firma López-Vega (año 2013-2014), se certificó que el Gobierno Municipal de Ponce arrastra una deuda a largo plazo de $325.6 millones, un incremento neto de $102.6 millones desde el año 2008.

Entre las iniciativas nuevas, la alcaldesa destacó la inauguración de una nueva ruta del Sistema Integrado de Transportación del Sur (SITRAS) para el segundo semestre del año 2015-2016, la primera fase del proyecto de “Ciclo Rutas” y equipo nuevo para la Policía Municipal, utilizando asignaciones federales.

“Los empleados ya no pueden más”

Concluido el mensaje, la presidenta de la Asociación de Empleados Municipales, afiliada a la United Steel Workers, Mayra Rivera Nazario, catalogó como “indignante” y “una falta de respeto” la poca atención brindada por la alcaldesa “al sufrimiento de los empleados municipales”.

A juicio de la líder sindical, el recorte de jornada se ha convertido en un mecanismo de presión para depurar la nómina de personas que no son simpatizantes de la administración.

Igualmente, cuestionó el uso que la administración municipal le ha dado a los más de $10 millones que se han ahorrado en pago de nómina desde julio de 2014.

“Los empleados ya no pueden más con el golpe. Algunos han conseguido un segundo trabajo, pero muchos no”, lamentó.

“Desde un principio hemos denunciado que esto es prácticamente un despido constructivo en donde te arrinconan de tal manera para que renuncies, para entonces ubicar a empleados que responden directamente a los intereses de la administración”, sostuvo.

Según Rivera Nazario, la extensión del recorte podría resultar en la renuncia de entre 150 a 200 empleados regulares adicionales, mucho de los cuales consideran emigrar a los Estados Unidos en busca de mejores oportunidades de trabajo.

“Con este mensaje, claramente vemos que los empleados municipales no somos una prioridad”, dijo por su parte Marlese Sifre Rodríguez, portavoz de los empleados no unionados del Municipio de Ponce. “Lo que hay es mucho sentimiento, mucho dolor y mucha frustración de que se nos trate de esta manera”.

“Todo el mundo ya conoce las contrataciones absurdas y los donativos jugosos. Hemos presentado evidencia de la cantidad de nuevos empleados que han sido nombrados desde que se inició la reducción de jornada del 2013. El único ajuste que ha hecho esta administración es quitarle el sueldo a los empleados municipales”, continuó.

“Estamos en el 2015 y la Alcaldesa insiste en el mismo discurso trillado y en tratar de presentarse como una víctima, cuando son los empleados municipales los que siguen siendo estrangulados y atropellados por su administración”, concluyó.