Con más ganas y proyectos el Coro de Niños de Ponce

Desde el año 1983, María Inés Suárez está al frente de la organización sin fines de lucro. En agenda está el Concierto de Primavera, el Trigésimo Aniversario del Coro de Campanas Repique Caribeño y las cantatas en comunidades.

Foto suministrada

Fundir decenas de voces en armonía, enalteciendo las creaciones de los compositores más granados del mundo, siempre ha sido una faena admirable de los educadores del Coro de Niños de Ponce.

No obstante, en la era de la pandemia, cuando el distanciamiento físico y el uso de mascarillas es norma, la gesta se vuelve un acto heroico, a juicio de su fundadora y directora, María Inés Suárez Pérez-Guerra.

La prestigiosa institución que se apresta a celebrar su 38vo. aniversario, de hecho, ha vuelto a convocar a una audición de niños y jóvenes con aptitudes musicales y deseos de aprender la técnica coral, los ritmos, la flauta dulce, guitarra y campanas.

“El efecto que tiene en el ánimo de estos niños y adolescentes el poder hacer música juntos es algo tan bueno que uno tiene que seguir trabajando para que eso pueda darse”, subrayó María Inés, quien desde el año 1983 está al frente de la organización sin fines de lucro.

Aunque han tenido que modificar su método de enseñanza, reinventar sus presentaciones y persistir ante el gran reto del Covid-19, María Inés explicó que “tuvimos que establecer las clases híbridas: por lo menos dos días presencial y uno virtual; y ampliar un poco más el límite de edad”.

“Actualmente atendemos entre 50 y 55 estudiantes, alternando los días y las horas para así garantizar el cumplimiento del distanciamiento y otros asuntos relacionados al Covid”, continuó.

También María Inés recuerda que, ante los cambios propuestos y la integración tecnológica al proyecto, tuvieron que desistir de celebrar el Concierto de Primavera, tanto en el 2020 como el 2021. Este último, coincidió con un repunte de la pandemia.

Sin embargo, con un espíritu combativo y emprendedor, y tras la adquisición de nuevos equipos tecnológicos se reestructuraron las clases y los ensayos a través de la plataforma Zoom.

“Aprendimos a usar Zoom. Aprendimos a usar material y a estructurar las clases y los ensayos, porque no es la misma dinámica cuando estás presencial y cuando estás virtual. Fue una experiencia bien fuerte y bonita a la vez. Fuerte en el sentido positivo porque, aunque fuera en computadora, los niños se pudieron ver y ahí, a finales de agosto, comenzamos el semestre y pudimos grabar el Concierto de Navidad que se pasó virtualmente por Ticketera. Un proceso completamente nuevo y de aprendizaje”, comentó la Fundadora del ente educativo-cultural.

La transición a las plataformas virtuales también resultó en oportunidades insospechadas para los estudiantes, ya que Oboe Mobile Foundation, una entidad que se dedica a la enseñanza del oboe -un instrumento de cana que requiere ser soplado continuamente- estableció un acuerdo de participación con el coro ponceño.

“Para darle promoción al instrumento habían escrito una plena. Ellos nos enviaron la música y la letra, y una pista de la plena. Yo le hice un arreglo de voces y cada nene desde su casa la grabó a voces y se montó”, revivió María Inés.

“Se hizo la presentación y se hizo esa canción, que nunca se ha hecho en persona. Cada niño participó desde su hogar”, continuó satisfecha, al destacar que ha sido el optimismo y motivación de los estudiantes lo que le ha merecido múltiples reconocimientos a través de la trayectoria.

Ahora, organizando material desde la sede del coro en la antigua Escuela Salustino Clavell de Ponce, reflexiona sobre su trayectoria por las pasadas tres décadas y cuántos talentos ha promovido: niños ponceños y de pueblos cercanos que ven en el coro un oasis personal y grupal.

Y aunque María Inés acepta que fue cuesta arriba armonizar edades, personalidades y talentos a través de las redes, se mostró satisfecha al poder realizar tres presentaciones en menos de un año y continuar de forma exitosa la carrera musical de esta galardonada institución.

“La música crea comunidad”, resaltó. “Y durante el pasado año realizamos tres conciertos para nuestra comunidad, dos presenciales y uno virtual. Uno en noviembre, en las escalinatas del Teatro La Perla de Ponce, otro en el Centro de Bellas Artes Ada Mage de Juana Díaz, donde los niños estuvieron 74 minutos cantando con mascarilla y de forma excelente; y la Fiesta de Reyes del Museo de Arte de Ponce, que tuvo que ser virtual por lo del repunte de casos”.

A pesar del más reciente repunte de la pandemia en la isla, el entusiasmo de los miembros de esta colectividad es tan grande que ya han iniciado audiciones de forma virtual y por cita previa que se extenderán hasta el próximo lunes, 31 de enero, para dar oportunidad a que más niños y jóvenes se animen a participar.

Para solicitar, solo deben coordinar una cita llamando al 787-844-0405 o enviar un correo electrónico a coroponcepr@gmail.com.

“No necesitan tener ningún tipo de experiencia musical. Si la tiene, pues se ubica en el nivel que entendemos todos los maestros que puedan hacer su mejor trabajo y puedan aprovechar mejor su tiempo”, agregó la promotora.

La integración de más niños a la coral permitirá la coordinación de nuevas actividades este año, las que espera realizar de forma presencial.

En agenda está el Concierto de Primavera, celebrar el Trigésimo Aniversario del Coro de Campanas Repique Caribeño y retomar las cantatas y trullas en comunidades y centros de envejecientes.

“Aunque para este año los planes son un Wait and See, los nuestros son para mayo tener estos dos conciertos y, además, me gustaría hacer una grabación a fines de este semestre, una grabación porque el grupo de estudiantes que tenemos son excelentes, han hecho un trabajo excelente y si para algo han servido todos estos contratiempos es para que ellos valoren más lo que significa el Coro de Niños de Ponce”, destacó la entusiasta líder.

Tanto el Coro de Niños y Jóvenes, como el Coro de Campanas, han vuelto a sus labores en su sede: la antigua Escuela Salustino Clavell de Ponce. En la foto, la directora del Coro de Campanas, Nahir Mercado. (Foto suministradas)