Comunidad universitaria exige la defensa de la UPR a la nueva Junta de Gobierno

Organizaciones de trabajadores, profesores y jubilados celebraron la salida de Walter Alomar y Zoraida Buxó por su pésimo historial, pero advirtieron que el presidente Jorge Haddock también debe abandonar su puesto

Foto Suministrado

San Juan  La comunidad universitaria celebró la salida de Walter Alomar y Zoraida Buxó de la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR), pero exigieron la salida del presidente Jorge Haddock y de otros miembros que no defienden a la institución.

Representantes de las nueve organizaciones universitarias de trabajadores, profesores y jubilados expresaron que Alomar y Buxó dejaron un pésimo e irresponsable historial de confrontación constante con la comunidad universitaria, unido al hecho de que accedieron a los recortes de la Junta de Control Fiscal.

“Como comunidad universitaria, hoy le exigimos a los miembros de la Junta de Gobierno que se comporten a la altura que exigen los tiempos en defensa del primer centro docente del país. Hoy reciben una UPR de 11 recintos. Su deber ministerial es defenderla y procurar que se le restituyan los fondos y la fórmula de asignación presupuestaria. Deben rechazar los cambios al plan de retiro y tienen que respetar la cultura universitaria con sus instituciones”, demandaron los portavoces en conferencia de prensa.

Dijeron que Alomar y Buxó no son los únicos que deben abandonar sus puestos.

Advirtieron que Jorge Haddock también ha sido un pésimo presidente, pese a que cuenta con sueldo que duplica el de sus antecesores, mediante un cuestionable contrato de servicios profesionales.

“Haddock no representa los mejores intereses de la comunidad universitaria. No podemos confiar en un presidente que no enfrentó los recortes porque consideraba que ‘eran manejables’. Haddock no tiene cabida en la Universidad, tiene que irse y con él, todo aquél que haya avalado la destrucción de nuestra de la universidad del pueblo”, reclamaron.

Recordaron que la mal llamada justificación para dispensarle un exorbitante salario—que no palidece ante el de los empleados de lujo de la Cámara y el Senado—“era para que consiguiera fondos externos y a estas alturas nadie si ha recaudado algún vellón”.

Exigieron a la nueva Junta de Gobierno que debe evitar un clima de confrontación con los trabajadores y trabajadoras respetando su labor y los acuerdos alcanzados a través de la negociación colectiva.

“Los trabajadores y trabajadoras no somos meros accesorios o personal de apoyo como cree Haddock. Somos parte integral e indispensable en el funcionamiento de la Universidad”, recalcaron.

Reclamo a los candidatos a la gobernación

Los representantes de las organizaciones también requirieron a los candidatos y la candidata a la gobernación un compromiso firme que no se quede en promesas vacías de campaña.

“Los seis aspirantes deben saber que nuestra comunidad universitaria y nuestra familia extendida está pasando juicio sobre sus propuestas y esa evaluación se verá reflejada al acudir a las urnas. Reclamamos un compromiso real. Merecemos un gobernador o gobernadora que se pare de frente contra los recortes de la Junta y exija la restitución de la fórmula en el presupuesto, que declare a la UPR un servicio esencial,  lo demás es demagogia”, advirtieron los portavoces.

Organizaciones firmantes de esta declaración:

  • Asociación de Jubilados de la UPR
  • Junta de Sistema de Retiro de la UPR
  • Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend)
  • Capítulo de Jubilados de la Heend
  • Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (Appu)
  • Asociación de Profesores del Recinto Universitario de Mayagüez (Aprum)
  • Asociación de Supervisores y Gerenciales de la UPR
  • Federación Laborista de Empleados del Recinto Universitario de Mayagüez (Flerum)
  • Sindicato de Trabajadores de la UPR