Complacido alcalde de Guaynabo con resultados de la Copa Panamericana de Tenis de Mesa

"Ya estamos pensando en otros eventos y las puertas de nuestro municipio siempre estarán abiertas para el deporte”, expresó Pérez Otero en comunicación escrita

foto: Suministrada

GUAYNABO – La puertorriqueña Adriana Díaz, clasificada 20 en el mundo, revalidó su título en la Copa Panamericana de Tenis de Mesa que se celebró en el coliseo Mario ‘Quijote’ Morales al vencer en la final a la estadounidense Lily Zhang con parciales de 11-4, 11-2, 12-10, 7-11, 9-11 y 11-8 ante una gran asistencia que vio también ganar por segundo año consecutivo al brasileño Hugo Calderano, quien superó a su compatriota Gustavo Tsuboi, 11-3, 11-5, 11-13, 11-3 y 11-6.

Precisamente, el alcalde Ángel Pérez Otero, tuvo a su cargo la premiación de Calderano, clasificado como el séptimo mejor jugador del mundo.

“Nos sentimos bien contentos con el éxito que ha tenido esta segunda Copa Panamericana de Tenis de Mesa. Es la primera vez en la historia de la ITTF que repiten una Copa en un país y que haya ocurrido nuevamente en Guaynabo, nos enorgullece. Ya estamos pensando en otros eventos y las puertas de nuestro municipio siempre estarán abiertas para el deporte”, expresó Pérez Otero en comunicación escrita.

La Copa Panamericana, que se celebró del 7 al 9 de febrero, agrupó a los mejores 16 jugadores del Hemisferio Occidental y por Puerto Rico además de Adriana participaron Brian Afanador, Melanie Díaz y Héctor Berríos.

Afanador perdió en cuartos de finales 11-6, 11-9, 14-16, 10-12, 9-11, 11-7 y 9-11 con el paraguayo Marcelo Aguirre, que en semifinales fue superado por Calderano  11-9, 11-8, 8-11, 11-5 y 11-6.

Melanie, por su parte, fue vencida también en cuartos de finales por Zhang con parciales de 11-9, 11-8, 11-8 y 11-7.

Berríos fue eliminado el primer día por el estadounidense Kanak Jha 11-3, 11-6, 11-7 y 11-4.

Por su parte, Iván Santos, presidente de la Federación Puertorriqueña de Tenis de Mesa (FPTM), agradeció al público que respaldó la Copa y al alcalde Pérez Otero al igual que a Gil Urbina, secretario del Departamento de Recreación y Deportes de Guaynabo.

“El público es el motor de este éxito. Y sabemos que nuestro deporte dejó de ser ping pong y es tenis de mesa. Agradezco al alcalde Ángel Pérez Otero y a Gil Urbina por todo su apoyo para que esto se diera exitosamente. También a todos los voluntarios”, finiquitó.