Cómo saber cuánta cafeína es demasiada para usted

Foto suministrada

¿Usted es de las personas que bebe varias tazas de café al día o le encanta beber refrescos? Sepa que, según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), la cafeína puede ser parte de una dieta saludable para la mayoría de la gente, pero demasiada cafeína puede poner en peligro su salud. 

Para saber qué es “demasiada” cafeína para usted dependerá de factores tales como el peso, los medicamentos que pueda estar tomando y la sensibilidad individual. 

En primer lugar, es importante señalar que la cafeína puede encontrarse de forma natural en las plantas que utilizamos para hacer café, té y chocolate. También se encuentra en algunas plantas utilizadas como saborizantes, tales como el guaraná o en tés alternativos populares en América del Sur, tales como la yerba mate (Ilex paraguariensis) y la guayusa (Ilex guayusa).

La cafeína también puede añadirse como ingrediente a alimentos y bebidas.

La manera de saber cuánta cafeína contiene un producto es leyendo su etiqueta. Muchos alimentos empaquetados, entre ellos bebidas y suplementos alimenticios con cafeína, proporcionan de manera voluntaria información sobre la cantidad que contienen de este estimulante en su etiqueta. 

Los consumidores deben tener cuidado al consumir por primera vez un nuevo alimento empaquetado con cafeína añadida si la cantidad que contiene no aparece indicada en la etiqueta.

Para tener una idea la cantidad de cafeína que contienen ciertos productos comunes la FDA da como referencia que una lata de 12 onzas (355 ml) de refresco con cafeína, por lo general, contiene de 30 a 40 miligramos de cafeína; una taza de 8 onzas (237 ml) de té verde o negro, de 30 a 50 miligramos, y una taza de 8 onzas de café, algo más cerca de los 80 a 100 miligramos. La cafeína de las bebidas energizantes puede variar entre los 40 y 250 miligramos por cada 8 onzas de líquido.

Para los adultos sanos, la FDA recomienda no más de 400 miligramos de cafeína al día -que son de cuatro a cinco tazas de café— como una cantidad que en general no se relaciona con efectos negativos peligrosos. Sin embargo, hay un amplio grado de variación en lo sensibles que son las personas a los efectos de la cafeína y qué tan rápido la metabolizan.

Algunos padecimientos tienden a hacer más sensibles a las personas a los efectos de la cafeína, al igual que ciertos medicamentos. Además, si está embarazada o procurando estarlo, o si está amamantando o le preocupa alguna otra afección o medicamento, la FDA recomienda consultar con su prestador de servicios de salud si necesita limitar su consumo de cafeína.

La FDA no ha establecido un nivel para los niños, pero la Academia Americana de Pediatría desaconseja el consumo de cafeína u otros estimulantes por parte de los niños y adolescentes.

El consumo excesivo de cafeína puede causar: insomnia, nerviosismo, ansiedad, frecuencia cardiaca acelerada, malestar estomacal, náuseas, dolor de cabeza y/o una sensación de tristeza (disforia). 

La FDA calcula que pueden observarse efectos tóxicos, como convulsiones, con un consumo rápido de alrededor de 1,200 miligramos de cafeína, o 0.15 cucharadas de cafeína pura.

Los productos a base de cafeína pura y altamente concentrada presentan una amenaza significativa para la salud pública y han contribuido a por lo menos dos muertes en los Estados Unidos en los últimos años.