Cómo lograr que tu hijo o hija se aficione por la lectura

Foto: John-Morgan on Visualhunt

Lograr que a tu hijo o hija le aficione la lectura te ofrece la oportunidad de reforzar los vínculos con él o ella y disfrutar de su compañía, a la vez que sirve para que aprenda cosas nuevas, desarrolle el lenguaje, aumente el vocabulario y mejore muchas otras habilidades lingüísticas. 

Según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés), pasar de 10 a 15 minutos al día con un libro es suficiente para mantener el interés de los niños pequeños. A continuación cinco consejos útiles para que tu hijo o hija se aficione a la lectura.

1.Empezar lo antes posible

De acuerdo a UNICEF, leer a tu recién nacido te ayudará a brindarle el mejor comienzo en la vida. Los bebés aprenden a hablar escuchando a los adultos que les repiten y leen diferentes palabras. Por tal razón, cuando le leas un cuento a tu hijo, describe los personajes y los objetos que aparecen en el libro o imita los sonidos de los animales. 

El sonido de tu voz da sentido a las letras e imágenes que tienen delante. Cuando leas, utiliza una voz más grave o más aguda y cambia la entonación o el acento según los personajes. Esto llamará la atención de tu hijo y animará la historia.

Recuerda que los niños aprenden a querer los libros mucho antes de saber leer. Así, los niños acostumbrados a los libros desde pequeños los aprecian aún más cuando crecen.

2.Predicar con el ejemplo 

UNICEF asegura que es importante que los niños vean la lectura como una actividad divertida y agradable, no como una tarea ardua. La mejor manera de hacerlo es dar un buen ejemplo. Si tu hijo ve que lees a menudo, se animará a seguir tu ejemplo. Además, pasará menos tiempo frente a las pantallas.

Si no has tenido ocasión de leer durante un tiempo, pide consejo a tu librero o bibliotecario sobre cuáles son los mejores libros para ti y para tu hijo. Pregunta a tus familiares y amigos cuáles son los libros favoritos de sus hijos y su experiencia cuando leen con ellos. Incluso puedes llevar a tu hijo a elegir libros contigo y convertir la ocasión en algo especial.

3.Leer por turnos 

Mientras tu hijo vaya creciendo, acostúmbrate a leer en voz alta por turnos. Si tu hijo es un lector precoz, empieza pidiéndole que señale las letras y palabras que reconoce. A continuación, pídele que él lea una frase y tú le lees otra; luego, a medida que aumenta su capacidad, pueden turnarse leyendo una página entera y, finalmente, un capítulo entero. 

Hazle preguntas sobre la historia que están leyendo: “¿Qué crees que pasará ahora?”. Pasar tiempo juntos leyendo en voz alta ayudará a tu hijo a expresarse con más fluidez y a consolidar su aprendizaje.

4.Escucha a tu hijo 

UNICEF te invita como padre o madre a que tengas en cuenta cómo evolucionan los intereses de tu hijo a medida que crece. Si un tema, como los dinosaurios, le resulta especialmente atractivo, busca libros adecuados a su edad que puedan interesarle. Esto reforzará la idea de que los libros son una forma de aprender sobre los temas que le gustan. Además, tu hijo tendrá más ganas de leer si encuentra a su dinosaurio favorito.

5.Establece rituales

El primer paso para conseguir que tu hijo disfrute de la lectura es incorporar los libros a su rutina diaria. Cuéntales un cuento por la noche antes de que se acuesten.

Una de las claves para que tu hijo disfrute de la lectura es que haya libros en su entorno. Si es posible, intenta crear una biblioteca en casa. No es necesario esforzarse mucho para hacerlo: unos cuantos libros son más que suficientes.