Comisiones camerales realizan vista ocular en cárcel Las Cucharas en Ponce

De la reunión se desprendió que la institución labora con el limite mínimo de oficiales correccionales para la capacidad de confinados que albergan

Foto: Visualhunt

EL CAPITOLIO -La presidenta de la Comisión de lo Jurídico, de la Cámara de Representantes, María Milagros Charbonier, junto al presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Félix Lassalle Toro, realizaron el sábado una vista ocular conjunta en las instalaciones de la cárcel de máxima de seguridad localizada en Las Cucharas en Ponce.

La vista ocular, la cual se extendió por más de 4 horas, le dio la oportunidad a varios miembros de ambas Comisiones Legislativas de inspeccionar las instalaciones, así como dialogar con Oficiales Correccionales y confinados sobre temas que les aquejan actualmente. A la vista ocular asistieron los representantes Jackie Rodríguez, Luis Vega Ramos, Manuel Claudio, Aníbal Diaz, Victor Torres, José Alberto Banchs Alemán, y Jesus Manuel Ortíz.

De la reunión se desprendió que la institución labora con el limite mínimo de oficiales correccionales para la capacidad de confinados que albergan. Aunque estos aseguraron que mantienen buen control de los calendarios de trabajo y de los turnos que realizan los oficiales para no agotarse físicamente, expresaron que de haber mayor número de oficiales disponibles sería un alivio para ellos, no tan solo para su seguridad en el  área de trabajo, sino también para evitar el desgaste de los empleados.

Entre las deficiencias operacionales que se discutieron estuvieron la falta de mantenimiento de los ascensores que dan acceso a los diferentes niveles de la institución, los cuales están inoperantes y se utilizan en casos de emergencias para mover equipos y para movimiento del personal. También se discutió la falta de un sistema actualizado de vigilancia electrónica digital o cámaras de seguridad. Estos mencionaron que una de las causas que provocó la muerte del oficial correccional el pasado julio fue porque en el lugar no habían cámaras de seguridad y las personas que monitorean no pudieron ver el incidente.

A esto, representantes del Departamento de Corrección y Rehabilitación le informaron a los legisladores que tanto los ascensores como los sistemas de cámaras de seguridad ya se encuentran en proceso de RFP “Request for Proposal” para la adquisición de los nuevos equipos. Sobre la cantidad de oficiales correccionales disponibles indicaron que ya se abrió una nueva academia para reclutar alrededor de 500 nuevos oficiales.

Aunque durante la reunión los representantes de los confinados no se quejaron del trato que se les ofrece por parte de la administración carcelaria, estos si exigieron mayor tiempo de ocio o recreo, ya que el reglamento solo les provee para dos horas diarias. También reclamaron mejorar los alimentos que se les proveen y ofrecerles programas efectivos de rehabilitación.

La representante de Charbonier expresó a su salida que le solicitará a la Junta de Control Fiscal que evalúe mejorar las condiciones salariales y de trabajo de los oficiales correccionales que laboran en las cárceles de máxima seguridad en Puerto Rico debido al riesgo a sus vidas que constituye el trabajo que realizan.

“Solo falta entrar a esta institución de máxima seguridad para sentir los niveles de tensión que se viven dentro de este edificio. Quien puede laborar tranquilo bajo estas condiciones. Quien puede salir por esa puerta tras un día normal de trabajo y llegar a su hogar tranquilo a compartir con su familia. Aunque se que a los oficiales se les da un adiestramiento especial para realizar sus funciones, creo que el hecho de que trabajen en una institución de máxima seguridad, la que resguarda a los criminales más peligrosos de nuestra Isla, deben tener una mayor compensación por el riesgo al que están expuestos y por la complejidad de su trabajo. Y la Junta de Control Fiscal debería hacer justicia por ellos al proveerles más recursos económicos y mejores equipos de trabajo”, sentenció Charbonier.