Comienzo Saludable: el nuevo aliado para madres en edad reproductiva

La nueva entidad agrupa a profesionales de primer orden que coordina importantes servicios de agencias gubernamentales, organizaciones comunitarias y de base de fe. ¿El principal requisito? Que la familia recipiente de la asistencia resida en los pueblos de Ciales, Jayuya, Ponce, Salinas, Santa Isabel, Guayama o Arroyo.

foto archivo

Las mujeres en edad reproductiva cuentan desde ya con un poderoso aliado. Se trata del Centro Comienzo Saludable, un proyecto que ofrece amplísima variedad de servicios en salud a esta población tan necesitada. Y todos, libres de costo.

Bajo el auspicio federal de Healthy Start y bajo la administración de las organizaciones locales Urban Strategies y el Instituto Tercera Misión, la nueva entidad agrupa a profesionales de primer orden que canalizan ayudas para féminas y coordinan para ellas importantes servicios de agencias gubernamentales, organizaciones comunitarias y de base de fe.

Como explicó Cristina Díaz Hernández, codirectora de Comienzo Saludable y Urban Strategies, este programa cuenta con oficinas estratégicamente ubicadas en siete pueblos de la isla, con el fin de atender directamente a las comunidades de escasos recursos económicos y con limitados servicios de salud, sin la necesidad de un plan médico.

¿El principal requisito? Que la familia recipiente de la asistencia resida en los pueblos de Ciales, Jayuya, Ponce, Salinas, Santa Isabel, Guayama o Arroyo.

Por su parte, la coordinadora de Cuidado Integral de la Región de Ponce, Doris Lugo Muñoz, explicó que estos servicios van dirigidos a “mujeres adultas en edad reproductiva y que se encuentren contemplando un embarazo, mujeres ya en estado de gestación o madres con infantes de 0 a 18 meses”.

La funcionaria aseguró además que los servicios pueden ser solicitados por padres de niños en las edades mencionadas y no necesariamente su madre tiene que ser participante. Los servicios también podrán ser extensivos a adolescentes embarazadas, con la autorización y representación de sus padres.

Empatía desde el inicio

Como ambas destacaron, la mayoría de los empleados que atienden a las participantes son también mujeres: todas, profesionales que se convierten en facilitadoras en la búsqueda de rápidas soluciones a los problemas y reclamos de su clientela.

Los mismos van desde lazos de comunicación con proveedores complementarios como centros de vacunación, WIC y centros de apoyo en salud mental, hasta referidos a grupos de educación y de orientación sobre la  lactancia, entre muchos otros.

Según explicaron, cuando una participante llega a las Oficinas de Cuidado Saludable se diseña un plan individual dirigido a satisfacer las necesidades de cada madre. Ese plan puede variar desde atención médica, de salud mental, servicios educativos o hasta servicios de transportación.

Con estos servicios, la entidad busca que las mujeres, sean trabajadoras o no, tengan un proceso educativo que les permita apoderarse de su salud. “Se realiza un plan individual a cada uno de nuestros participantes, dirigido a visitas al hogar, coordinación de servicios que pueden ser de vacunación, lactancia, educación para una crianza saludable, transportación para sus citas y otros servicios de salud”, añadieron.

Para maximizar la atención y solución inmediata, el centro ha integrado a agencias públicas, entidades privadas e instituciones sin fines de lucro como refuerzo a la red de apoyo profesional, entre las que se destacan el Departamento de Salud, la Escuela de Medicina, la Universidad Carlos Albizu, así también como March of Dimes y Centros Sor Isolina Ferre, entre otros.

Por su parte, Edna Acosta Pérez, codirectora del Programa Comienzo Saludable – Instituto Tercera Misión, explicó que esta sección es una entidad universitaria de investigación adscrita a la Universidad Albizu y que pretende facilitar alternativas y herramientas que promuevan el bienestar familiar.

Uno de los temas que más desarrollan en este servicio integral esta relacionado a la crianza saludable, cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de las familias, y en especial, de los menores de edad.

Aunque aún no hay prueba científica que certifique una relación entre la reducción de casos de maltrato y las herramientas que ofrece el apoyo en la educación para la crianza saludable, Acosta aseguró que “sí se han observado cambios significativos en algunos de los hogares participantes”.

“Podemos observar esos cambios”, reiteró la funcionaria, al mencionar que este año sobre 350 familias se mantienen entre los beneficiarios del instituto, al tiempo en que invita a más mujeres a contactarlos para que se beneficien de los servicios de esta organización. “Aún hay espacio para atender a más familias”, sentenció.

Se han reinventado

“Para nosotros no ha sido una limitación la pandemia, ya que hemos tenido que acudir a la manera  virtual, pero manteniendo la sensibilidad al trabajar con los participantes”, agregó Doris Lugo Muñoz, coordinadora de Cuidado Integral, región de Ponce.

Por su parte, Glamarie Ferrán Rivera, quien coordina el Cuidado Integral desde los municipios de Juana Díaz y Santa Isabel, aseguró que han trascendido a las plataformas sociales para impactar a las comunidades, a quienes ofrecen servicios de manera virtual, ya sean las orientaciones, las entrevistas los referidos a otros servicios, siendo la transportación el único que hasta el momento se realiza de forma presencial.

Este último le ofrece a los participantes transporte a las citas médicas o de servicios complementarios, dentro y fuera del pueblo de su residencia.

Para unirse a la red de beneficiarios del Centro Comienzo Saludable acceda a la página oficial https://comienzosaludable.org/ y complete el formulario de contacto virtual que el menú provee.

Esta herramienta le asignará a una de las coordinadoras, quien iniciará la comunicación y entrevista para trabajar su plan de servicios. También puede llamar al 787-296-9961 o acceder a la página de Facebook: Centro Comienzo Saludable.

Cristina Díaz Hernández, Doris Lugo Muñoz, Edna Acosta Pérez y Glamarie Ferrán Rivera. (Fotos suministradas)