“Comerío es penalizado por baja incidencia criminal”, alega su alcalde

Foto: EFE / SHAWN THEW

San Juan – El alcalde de Comerío, José “Josian” Santiago alegó el lunes que dado los bajos niveles de actividad delictiva, su municipio es penalizado y que no cuenta con los recursos de seguridad necesarios, lo que pudo haber desembocado en la masacre ocurrida este fin de semana que cobró cinco vidas y dejó un menor herido.

“Lo estamos sufriendo todos y yo espero que se tome nota porque el pueblo de Comerío es penalizado por tener una baja incidencia criminal. Se desvían los recursos de policías a las áreas de mayor incidencia en Puerto Rico. Se dejan desprovistos de vigilancia a pueblos como Comerío y entonces estamos expuestos a que cosas como estas ocurran porque prácticamente no tenemos vigilancia preventiva ninguna”, dijo Santiago en una entrevista radial (WKAQ).

“Si a eso le agregas que estamos apagados en un 75 por ciento, se podrán imaginar el riesgo al que tenemos sometido a todo un pueblo. Espero que las autoridades tomen cartas en el asunto y se restablezca el número de policías que hace falta para que tengamos suficiente vigilancia en Comerío”, agregó.

De acuerdo con la Policía, los hechos ocurrieron a las 11:59 de la noche del sábado, en la calle Luis Muñoz Rivera frente a dos negocios del pueblo de Comerío.

Según el reporte, en el incidente murieron Christian Cruz Serrano 26 años y residente de Naranjito; Raymond J. Rivera Collazo de 20 años y residente de Comerío; Ángel Luis Santiago Díaz de 34 años y vecino de Comerío; Nahir Z. Rolón Del Toro de 25 años y residente de Naranjito y Luis Armando Torres Morales de 27 años y residente de Naranjito.

Los cuerpos presentaban impactos de bala en diferentes partes del cuerpo.

Entretanto, un menor de 17 años recibió una herida de bala en el área de la espalda y fue transportado al Centro Médico de Río Piedras en condición estable.

“No salimos del espanto. Estamos consternados, aturdidos. Esta es una horrenda experiencia para un pueblo que vive en paz, por lo que históricamente ha sido uno de baja incidencia criminal. Es la primera vez en la historia que tenemos una experiencia de esta magnitud. Toda la familia comerieña al igual que el resto del país, nos hemos estremecido”, reaccionó.

“Ahora estamos atendiendo el apoyo que hay que darle a las familias afectadas por esta situación. Son personas muy jóvenes. Hay madres sufriendo, hermanos, familias completas, comunidad completa porque todo el entorno la centro urbano escuchó los disparos y al conocer el resultado de la balacera, se imaginarán cómo está el estado de ánimo del pueblo”, añadió.

Asimismo, indicó que se desconoce quién era el blanco de la mortal balacera.

“Entonces hay definitivamente personas que son inocentes que cayeron en esta situación. Son familias que viven un dolor aun más profundo y que hay que estar con ellas. Insisto. No es justo que por el hecho de que sea un pueblo tranquilo de baja incidencia, se nos deje sin vigilancia”, sostuvo el alcalde comerieño al recabar se tomen las medidas pertinentes para evitar represalias como secuela de este crimen.

Por su parte, el secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Héctor Pesquera respondió en la misma emisora que “es imposible prevenir algo así… Es posible que haya muy pocos policías en muchos de los sitios. De hecho, esa es una de las cosas que estamos evaluando. Se está haciendo un estudio de necesidades que debe concluir en abril para científicamente establecer si es cierto lo que la gente dice que hay más o menos policías. Es posible que haya más en algunos (lugares) donde no los necesitan. Tenemos que estabilizar el sistema para ser más ágil”.

Entretanto, detalló que la pesquisa apunta a que esta masacre se produjo por el control en los puntos de drogas. “Entendemos en la investigación preliminar que lo que refleja es eso (narcotráfico)”, confirmó.

No obstante, llamó la atención ante la necesidad de la colaboración de testigos para esclarecer este caso.

“Entiendo que es posible que tengamos una buena posibilidad. La mayoría de la evidencia es a base de testigos oculares y casi en el 80 o 90 por ciento de los casos no hay nadie que ve. Es posible que en este caso tengamos algún tipo de información que nos permita dar con las personas. De ver, sabemos que vieron. De que digan que vieron es otro caso. Siempre nos encontramos con ese tipo de problemática. Hay mucha gente que observa pero hay muchísimos pocos que dicen: yo vi y esto fue lo que vi”, expresó Pesquera.

Además, confirmó que aun no hay sospechosos y que solo cuentan con la investigación campo, los casquillos de bala recuperados en la escena y cámaras de seguridad.