Cobra impulso el traspaso de hidroeléctrica a Consorcio Energético de la Montaña

En el 2022 deben ir a subasta los proyectos de mejoras para reacondicionar la Hidroeléctrica Toro Negro, los que el alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández, estimó en alrededor de $200 millones.

Foto Archivo

Durante el pasado año, el Gobierno de Puerto Rico ha arrastrado los pies para cumplir su promesa de transferir el manejo de la subutilizada hidroeléctrica de Villalba a un consorcio municipal que busca crear la primera micro red eléctrica de la montaña.

Sin embargo, a juicio del principal promotor del proyecto, el alcalde villalbeño Luis Javier Hernández Ortiz, “los planetas finalmente parecen estar alineándose” para la eventual reactivación de la Central Hidroeléctrica Toro Negro.

“Quien realmente estaba poniendo resistencia al proyecto era la propia Autoridad de Energía Eléctrica”, dijo el alcalde en entrevista con La Perla del Sur.

El Consorcio, integrado por los municipios de Villalba, Orocovis, Morovis, Barranquitas y Ciales, pretende rehabilitar la hidroeléctrica construida en 1929 con fondos federales CDBG-DR, para convertirla en el eje principal de un proyecto para la autosuficiencia energética de la zona central.

El activo se sumaría la construcción de fincas fotovoltaicas en municipios de la montaña, que juntos generarían hasta 130 megavatios de electricidad.

La ambiciosa propuesta surgió tras el paso del huracán María en septiembre del 2017, evento que dejó a la región central a oscuras durante meses, al no figurar entre las prioridades de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) durante la emergencia.

Apunta al cambio de mando

Aun cuando el Consorcio Energético de la Montaña y la AEE acordaron traspasar -en usufructo- el manejo de la hidroeléctrica en octubre de 2019, no fue hasta junio de 2021 que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia finalmente firmó la orden, autorizando el traspaso del activo.

Aun así, la AEE arrastró los pies para nombrar un representante que completara el proceso de transferencia.

“Después de eso han venido varias situaciones que han hecho que no se adelantara nada con relación a los actos afirmativos que tenía que hacer la AEE, que no es otra cosa que nombrar un representante de la Autoridad para comenzar el proceso de transición”, afirmó el alcalde. “Eso no ha ocurrido”.

Sin embargo, Hernández Ortiz anticipó que con la salida de Efrén Paredes Maisonet y el nombramiento del nuevo director ejecutivo de la AEE, Josué Colón el proyecto ahora cuenta con un importante aliado en la corporación pública.

Según destacó, Colón colaboró en el pasado con el Consorcio Energético de la Montaña.

“Entendemos que ahora el proyecto debe tomar un giro bastante positivo”, afirmó Hernández Ortiz.

“Tenemos entendido que ya casi tiene seleccionada a la persona (representante de la AEE) y una vez anuncie a la persona, podremos reunirnos para empezar ese proceso de transición y traspaso de la central”, continuó.

A esto se suma que recientemente el Consorcio creó un fideicomiso perpetuo para la operación del proyecto.

“Los alcaldes ya aprobaron la escritura del fideicomiso. Entendemos que durante este mes se debe estar dando la firma oficial para la creación de la estructura económica y jurídica”, dijo el alcalde.

“Si todo corre bien, yo espero que para el principio del próximo año (2022) podríamos comenzar a hacer la transición oficial (de manejo)”, sostuvo.

“La planificación de cualquier proyecto de esta índole puede tomar unos seis meses, hasta un año, pero como nosotros ya venimos adelantando ese proceso, yo estimo que nos debe tomar tres a cuatro meses culminarlo”, abundó.

A subasta en el 2022

Entretanto, Hernández Ortiz adelantó que durante el 2022 deben ir a subasta los proyectos de mejoras para reacondicionar la Hidroeléctrica Toro Negro.

Se estima que los trabajos requerirán una inversión de cerca de $200 millones.

A esos fines, el alcalde indicó que para verano de 2022 se podría estar seleccionando la empresa que trabajaría con el proyecto.

“En Puerto Rico hay compañías, pero posiblemente tengamos que también considerar compañías de afuera para participar del proceso de subasta, por la complejidad técnica de los trabajos”, reconoció.

“Yo entiendo que, para principio de año ya debemos estar viendo las cosas más importantes moviéndose más rápido, como la transferencia de la hidroeléctrica, el proceso de planificación y para mediados del próximo año debemos estar hablando de la selección de las compañías para la construcción y mejoras del proyecto”, continuó.

“Esto no va a ser un proyecto que se pueda hacer todo de cantazo. Empezaremos con las mejoras capitales a la hidroeléctrica, después comenzaremos levantando una pequeña finca de placas solares en Villalba, que ya los terrenos están separados, y así sucesivamente, hasta alcanzar la mini red con los cinco pueblos. Esa es la aspiración total y puede tomar varios años”, concluyó.