Coalición Científica presenta recomendaciones al protocolo de reapertura de escuelas

Foto: CPI

SAN JUAN – El copresidente de la Coalición Científica de Puerto Rico, Daniel Colón Ramos nombrada anunció que la entidad presentó recomendaciones sobre los planes de la apertura de escuelas y colegios privados.

“El consenso de la Coalición Científica de Puerto Rico es que los niños deben considerarse como una de las poblaciones vulnerables más afectadas por la pandemia. Reconocemos que la salud de los niños también es afectada por SARS CoV-2, pero inclusive más allá de las infecciones, las interrupciones sociales a causa de la pandemia han afectado desproporcionadamente a esta parte de nuestra demografía”, explicó Colón Ramos, en declaraciones escritas.

En este grupo de científicos de diversas disciplinas que componen la Coalición expresaron que hay consenso en la comunidad científica de que los módulos virtuales de educación implementados durante la pandemia son subóptimos, y que la pandemia ha afectado el aprovechamiento académico de los niños y su desarrollo. Se reconoce que si bien inclusive antes de la pandemia existían disparidades de acceso a recursos educativos en Puerto Rico, la pandemia ha exacerbado estas disparidades en el contexto de la educación virtual, el acceso al internet y la atención que necesitan los niños para su desarrollo.

“Recomendamos decisiones de política pública basadas en ciencias enfocadas a beneficiar a esa población en renglones donde más han sido afectados, incluyendo su educación, salud mental y desarrollo humano. Como sociedad, no podemos continuar conversaciones sobre reaperturas que beneficien a la población adulta sin tener una conversación seria, basada en datos, sobre políticas públicas de reapertura que beneficien el desarrollo de nuestros niños”, expresó la doctora Carmen Zorrilla, miembro de la Coalición.

Debe ser por ende prioridad el establecer las condiciones para el regreso de las clases presenciales. Entiéndase que la Coalición no aboga por el regreso a clases presenciales a como dé lugar, sino a la priorización de recursos para la implementación de estrategias basadas en ciencia que aseguren un regreso a clases presenciales de manera segura en el contexto de la pandemia.

Miembros de la Coalición participaron en la preparación del documento publicado por el Departamento de Salud titulado “Protocolo para la Vigilancia de COVID-19” en el sector educativo de Puerto Rico en respuesta y preparación a la apertura de escuelas, y la Coalición también discutió este documento con miembros del Departamento de Salud. “Nuestro consenso es que los protocolos de apertura de escuela expuestos en este documento preparado por el Departamento de Salud son, conforme a la información científica y salubrista que tenemos en el mes de febrero del 2021, detallados y completos”, añadió Colón Ramos.

La Coalición recomienda que la implementación del protocolo de apertura debe considerarse un proyecto piloto a ser monitoreado de manera estrecha conforme la información científica y salubrista cambie. También enfatizan que el protocolo será tan efectivo, como efectiva sea su implementación.

La Coalición exhorta a que el desarrollo y la implementación de los protocolos se consideren una colaboración interagencial entre los Departamentos de Salud y de Educación con sus retos, pero también sus oportunidades de establecer relaciones estrechas de trabajo que persistan inclusive más allá de la pandemia, para monitoreo de enfermedades, como la influencia. La Coalición recomienda la creación de un grupo de trabajo interagencial, con representantes de ambos Departamentos, que faciliten la comunicación ágil con miras a la meta compartida de una reapertura segura para las escuelas en Puerto Rico.

“Presentamos en este informe recomendaciones adicionales y detalladas para fortalecer los protocolos ya presentados. Es crítico en la estrategia de reapertura los sistemas de monitoreo a través del BioPortal del Departamento de Salud, la integración de los datos y el uso de pruebas para monitorear, de manera agresivamente y consecuente, posibles infecciones en las escuelas, en especial en pacientes asintomáticos pero contagiosos. Nuestras recomendaciones ofrecen estrategias de cómo implementar, de manera colaborativa, estos protocolos para beneficio de la juventud, y la sociedad puertorriqueña. Conforme se desarrolle la pandemia y la implementación de los protocolos, la Coalición Científica de Puerto Rico emitirá, al Ejecutivo, al Departamento de Salud, al Departamento de Educación y a la sociedad puertorriqueña, recomendaciones adicionales”, añadió la doctora Zorrilla.

“La comunidad general, los padres, maestros, educadores, personal de apoyo en las escuelas y personas interesadas en el bienestar de la población escolar, deben ser considerados colaboradores en la aspiración compartida de una reapertura segura para nuestros niños y nuestra sociedad. Deben haber planes de comunicación, liderados por el Departamento de Salud y el Departamento de Educación, que orienten a toda la sociedad puertorriqueña en comportamientos que reduzcan el riesgo de contagios, en particular en el contexto de la participación de los niños en las escuelas”, finalizó Colón Ramos.