Centro Unido de Detallistas solicita orientación de la Policía para evitar más muertes de comerciantes

Recientemente, tres asaltantes asesinaron a un comerciante en un robo domiciliario, en el barrio Puerto Real en Cabo Rojo. Tres individuos escalaron su residencia, que quedaba en los altos de su negocio, y ahí le infligieron varias heridas fatales con un arma blanca

Foto archivo

SAN JUAN- A raíz del asesinato de otro comerciante, ocurrido a principios de este mes en Cabo Rojo, el presidente del Centro Unidos de Detallistas (CUD) recabó la ayuda de la Policía para orientar a los integrantes de ese organismo sobre medidas de seguridad.

Consternado, Nelson Ramírez adelantó el domingo que solicitará una reunión con la superintendente de la Policía, Michelle Hernández de Fraley. “Próximamente vamos a solicitar a la Superintendente de la Policía una reunión para que nos ayude a orientar al sector detallista sobre cómo implementar medidas para hacer sus negocios y hogares menos propensos a los asaltos, porque como hemos visto en la prensa, la violencia no se limita a los negocios. Los delincuentes también asechan a los comerciantes y los emboscan dentro de sus hogares”, comunicó en declaraciones escritas.

Recientemente, tres asaltantes asesinaron a un comerciante en un robo domiciliario, en el barrio Puerto Real en Cabo Rojo. Tres individuos escalaron su residencia, que quedaba en los altos de su negocio, y ahí le infligieron varias heridas fatales con un arma blanca. Posteriormente los sospechosos fueron arrestados y el sábado se concretó la radicación de cargos.

“Muchos detallistas son potenciales blancos de asaltos a mano armada y carjacking porque sus negocios permanecen abiertos en horario extendido y porque los asaltantes presumen que tienen grandes cantidades de efectivo en caja. Particularmente los comerciantes que viven en los altos de sus negocios corren el peligro de ser asaltados por delincuentes que esperan a que cierren sus negocios y suban a su residencia a dormir”, sostuvo Ramírez.

No es la primera vez que el CUD acude a la Policía de Puerto Rico en busca de ayuda para enfrentar la violencia criminal que enfrenta el sector detallista, se indicó.

A mediados del 2005, participó junto al Gobierno del inicio de un esfuerzo de orientación dirigido al sector detallista, donde la Policía ofreció talleres de seguridad a un grupo de comerciantes y en el 2013, visitó al entonces superintendente Héctor Pesquera, cuando en mayo de ese año la violencia cobró la vida de al menos cuatro comerciantes.

La División de Estadísticas de la Criminalidad de la Policía de Puerto Rico reporta que para el mes de abril los delitos Tipo 1, que incluye asesinatos y robos, aumentaron en 6.4 por ciento, de 932 reportados semanalmente en 2016, a 992 por semana en lo que va del 2017.